Radiografía de Manzanas Blancas II

En las dos semanas que lleva el juicio por el intento de traficar 300 kilos de cocaína, salieron a la luz gran cantidad de detalles de cómo se llevó adelante el plan para tratar de sacar la droga escondida en cajas de manzanas.



La “avanzada ingeniería” para empaquetar la droga y esconderla en las cajas de manzana, además de la gran “capacidad operativa y de traslado, como así también un poderío económico para llevar adelante el contrabando”, son algunos de los elementos que se están tratando de probar en el juicio de Manzanas Blancas II, en el que cinco hombres están acusado de tratar de contrabandear a España un millonario cargamento de casi 300 kilos de cocaína.

Entre los imputados está el empresario roquense Gustavo Arnaldo, uno de los socios de la empresa Newen SRL, encargada de exportar la mercadería hacia España, que iba a ser recibida por Industrias Cruxol Impex SLU, precisamente adquirida por el también imputado (y socio de Arnaldo) Luis Salor Hoyas en marzo de 2013 y administrada por Tiziano Díaz (otro imputado) en España.

En las dos semanas que lleva el juicio, se ventiló que Newen SRL, es la empresa que se armó para reemplazar a Indinec SRL, constituida por Omar Pancari (también imputado), quien integró a Arnaldo y luego “vendió” la empresa a SalorHoyas.

Pancari, además era titular de la empresa Cruxol Impex SLU, administrada por Tiziano Díaz, encargada de importar los contenedores de fruta. Precisamente en uno de ellos se halló la cocaína el 4 de junio de 2015.

Según la teoría de la fiscal Mónica Belenguer, la empresa Newen SRL habría vendido a la española Cruxol de Pancari (y Salor Hoyas) –administrada por Tiziano Díaz-, un cargamento de manzanas con más de 287 kilos de cocaína oculta en las cajas de manzanas. El encargado de a cargarlas, habría sido Tany Cortez Molina, el quinto imputado de la causa.

A lo largo de las primeras audiencias del juicio, varios testigos hicieron referencia a que conocían de la actividad frutícola a Arnaldo, quien presentó como su nuevo socio a Solar Hoyas y que ellos montaron una empresa con muchos capitales (compraron un frigorífico, pero no lo hacían trabajar).

Según aseguró la fiscalía en la elevación a juicio, la empresa “realizaban ventas que ni siquiera llegaban a cubrir los costos de exportación de la mercadería”, e incluso “las transacciones realizadas por la empresa Newen SRL de ninguna manera se condicen con su capital y el dinero obtenido de sus operaciones comerciales”.

En estas dos primeras semanas de juicio hubo un largo desfile de testigos.

Entre ellos, dos altos funcionarios de la Aduana de Villa Regina, donde se encontró la droga, quienes relataron que habían advertido a Arnaldo que sus cargas iban a ser revisadas a fondo a través del “canal rojo”, como se hace habitualmente con los nuevos exportadores.

En la Aduana, a Newen además le habían colocado el perfil “narcotráfico” ya que desde Migraciones los habían advertido de que uno de los socios de esa empresa, Solar Hoyas, podría tener antecedentes de narcotráfico.

Esas dos cuestiones hicieron que los controles aduaneros se intensificaran.

Como la cocaína, estaba colocada en el fondo de las cajas de manzana, reemplazando una de las cuatro líneas de fruta, la droga recién pudo ser detectada cuando pasó por el scanner.

“Vi que en el fondo de las cajas había un rectángulo que no coincidía con la forma orgánica de las manzanas. Paramos la cinta, abrimos la caja y ahí encontramos un paquete negro”, recordó el operario de la Aduana que detectó la droga.

Dentro de los 42 “paquetes negros” que se encontraron desparramamos en varios pallets, había “mini paquetes” de aproximadamente 7 kilos de cocaína, que totalizaban 287 kilos.

La droga estaba cuidadosamente envuelta en varias capas de film, cubiertas con grasa y Poxi-ran, y termoselladas con un nylon negro.

Ahora el juicio tendrá un receso hasta el 13 de diciembre, cuando se hará una inspección en el frigorífico, y luego llegarán los alegatos.

El origen de la droga secuestrada en Roca

Luego de se terminara el recuento de la droga secuestrada en Roca, 493 kilos de marihuana, los investigadores están metidos de lleno en tratar de identificar el origen y el destino final del cargamento.

Si bien no fue confirmado oficialmente, se supo que para los investigadores, la hipótesis más firme es que droga iba camino a la cordillera y posiblemente para ser comercializada en Chile.

El rol de cada uno,

según la acusación fiscal

Luis Salor Hoyas: Español, 52 años. Socio principal de Newen SRL que fuera utilizada para intentar contrabandear 287 kilos de cocaína. Encargado de la toma de decisiones y organización de Newen, su antecesora Indinec y de Industrias Cruxol Impex SLU, la cual adquirió en 2013, como así también de impartir órdenes, relacionándose con Arnaldo, Pancari, Díaz y Cortez Molina para llevar adelante sus operaciones, pese a no tener conocimientos de comercio internacional, ni en fruticultura.

Gustavo Arnaldo: empresario de Roca, 52 años. Socio gerente de Newen SRL encargada de la exportación de las cajas de fruta, que llevaban la droga. Tuvo a cargo a Tany Cortez Molina al momento de cargar el camión con las cajas. Se encargaba de la logística y operatividad de la empresa en Argentina.

Tiziano Díaz: Argentino, 33 años. Vivía en España. Administrador de Industrias Cruxol Impex SLU (importadora). Encargado de armar la logística y recibir los contenedores en España, siendo el único autorizado a despachar las cajas una vez recibidas y a operar en nombre de esa empresa.

Tany Cortez Molina: boliviano, 36 años. Habría sido el encargado de cuidar la droga, acondicionarla en las cajas de fruta y cargarlas en el camión, en el frigorífico “Frutas Kis”, de la empresa Newen SRL.

Omar Pancari: argentino, 55 años. Socio oculto de Industrias CruxolImpex SLU, la empresa importadora de la mercadería, ubicada en España y de la firma argentina Indinec, antecesora a NewenSRL. Se le atribuye la organización de la estructura societaria para poder operar internacionalmente y llevar a cabo el intento de contrabando de estupefacientes, gracias a sus conocimientos en comercio exterior.

El juicio lo lleva adelante el Tribunal Oral Federal de Roca, compuesto por los jueces Alejandro Silva, Armando Márquez y Carlos Muller.

Datos

El juicio lo lleva adelante el Tribunal Oral Federal de Roca, compuesto por los jueces Alejandro Silva, Armando Márquez y Carlos Muller.

Temas

Roca

Comentarios


Radiografía de Manzanas Blancas II