Rebelión en la granja de los Gómez

Ayer el "Palomo" Gómez decidió irse de la ciudad.





CIPOLLETTTI (AC).- En Cipolletti, las buenas noticias son las que escasean.

El viernes por la noche el «Palomo» Julio Gómez se fue sin aviso y ayer también le dijo adiós a la camiseta 'albinegra' el defensor Pablo Pérez. Ahora las tratativas están orientadas hacia el veterano delantero Oscar «Topo» Gómez, que entre anoche y hoy confirmaba su llegada.

Traer refuerzos en Cipolletti se ha vuelto una odisea desde hace un par de temporadas. Cuando todo hacía pensar que el «Palomo» Gómez iba a vestir la «9» el domingo 16, día del debut, se marchó sorpresivamente.

Fue tan sorpresivo que hasta los gerenciadores se quedaron con la boca abierta. Porque era parte del equipo titular el viernes por la noche contra Villa Iris (ver aparte), pero momentos antes se entrevistó con el técnico Jorge Julio y le informó que sólo entraría a la cancha si firmaba el contrato. Pero resulta que cuando uno de los gerenciadores se dirigió al hotel donde se alojaba el jugador, uno de los empleados le informó que el delantero ya estaba en la terminal para dejar la ciudad.

El dirigente llegó hasta la estación de ómnibus y allí se enteró que el «Palomo» se iba -sin aviso- aduciendo que el Aucas, de Ecuador, no lo daría a préstamos. Pero el sorprendido gerenciador tiene su teoría: «Seguro que le salió una oferta de Ecuador y nos dejó 'en pampa y la vía'».

Por eso es que los cañones están dirigidos nuevamente hacia el «Topo» Gómez, el veterano jugador -de 36 años- que tuvo buenas actuaciones en Chicago y que en la última temporada jugó -y poco, apenas ocho partidos- en Sarmiento de Junín. Esta no es la primera vez que suena el particular delantero chaqueño en la «Visera de Cemento». Varias veces interesó, pero las negociaciones siempre se terminaron cayendo.

Otra de las malas noticias fue que el zaguero Pablo Pérez dejará la institución albinegra. Sucede que el defensor tuvo un ofrecimiento de Luján de Cuyo, de Mendoza, y luego de hablar y recibir el visto bueno de Julio, le dijo adiós al equipo. Otro problema, sobre todo porque Pérez había mostrado un buen nivel cuando le tocó reemplazar a Cristian Martínez, y además porque el plantel de Cipolletti -y sobre todo la defensa- se nota cada vez más corta.

Los gerenciadores dijeron ayer que posiblemente se pongan en campaña para conseguir un sustituto del defensor, pero dejaron en claro que la prioridad es el tan deseado atacante.

Pocos días, apenas siete, restan para volver al ruedo. Un dato que no deja de preocupar, sobre todo porque el libro de pases se cierra el viernes. Y Cipolletti en vez de sumar, resta.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Rebelión en la granja de los Gómez