Cuándo y por qué se arma el árbol de Navidad: la historia detrás del origen y su significado

El arbolito de Navidad en Argentina se arma el 8 de diciembre, ligado al Día de la Virgen. Aunque su origen se vincula con antiguas leyendas celtas, también tiene raíces en los simbolismos cristianos. Cuándo se arma y cuándo se tiene que guardar, todo en esta nota.

En Argentina, cada 8 de diciembre, las familias se reúnen para armar el arbolito de Navidad, una tradición arraigada que encuentra su origen en el Día de la Inmaculada Concepción, conocido como el Día de la Virgen. Esta costumbre, que data de 1807, fue pasando de generación en generación, aunque su verdadero significado y por qué se elige este día para armarlo siempre son temas de debate a lo largo de los años.

La conexión entre el 8 de diciembre y la tradición del arbolito tiene raíces en la leyenda celta. Se dice que un irlandés que llegó desde Estados Unidos decoró un pino en una plaza pública, y otros replicaron la idea. La leyenda celta también menciona la costumbre de adornar un roble en el solsticio de invierno para asegurar el regreso del sol, asociando la fecha con el nacimiento del dios del sol y la fertilidad, Frey.

Con la llegada del cristianismo, la tradición se adaptó al nacimiento de Cristo. El árbol se convirtió en un símbolo del amor de Dios, y su forma triangular se asoció a la Santísima Trinidad. La Iglesia Católica, que celebra el nacimiento de la Virgen el 8 de diciembre, calcula su concepción restando nueve meses, estableciendo así la fecha para armar el arbolito.

Otra teoría sugiere que el ritual del árbol proviene del Hemisferio Norte, donde, en el solsticio de invierno, el sol parece detenerse por tres días antes de moverse nuevamente. Este mito se entrelaza con la figura de Jesús y su resurrección, simbolizando la luz del mundo. La elección del 8 de diciembre como fecha para armar el arbolito se relaciona con la celebración del nacimiento de la Virgen.


Árbol de Navidad: cuándo se desarma


En cuanto a cuándo desarmar el arbolito, la tradición establece el 8 de enero, exactamente un mes después de su armado. Sin embargo, existe cierta controversia, ya que algunas personas prefieren hacerlo el 6 de enero, coincidiendo con la celebración de los Reyes Magos en Argentina. Esta fecha marca la remoción de todos los objetos vinculados al 25 de diciembre, según la creencia popular.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios