Lissa Vera habría jugado un rol fundamental en la muerte de Natacha Jaitt, según Ulises Jaitt

La investigación por la muerte de Natacha Jaitt tomó un giro inesperado en las últimas horas, ya que la Justicia pidió investigar a las tres personas que la vieron por última vez con vida. El hermano de la mediática no descarta que la exBandana también haya tenido alguna vinculación al hecho.

La investigación por la muerte de Natacha Jaitt habría dado un giro fundamental, ya que, a partir de la apertura de su tablet, la Justicia apunta a conocer los roles de, al menos, las tres personas que estuvieron con la mediática la noche de su fallecimiento.

En ese marco, quedó envuelta también Lissa Vera, la exBandana amiga de Natacha Jaitt, a quien apuntó Ulises Jaitt, su hermano, por su relación previa con los tres investigados: Raúl Velaztiqui Duarte, Gonzalo Rigoni y Marcelo Crescini.

En el programa «A la tarde», que conduce Karina Mazzocco en América, Ulises Jaitt señaló que «acá pusieron plata varios para matar a Natacha» Jaitt.

Así, Ulises Jaitt señaló que a «Lissa Vera no la puedo acusar de algo que no tengo pruebas, pero es la persona que le presenta a Marcelo Crescini» a Natacha Jaitt.

Y remarcó una frase de Natacha Jaitt sobre la cantante, que le llamó la atención: «‘Lisa vera me está insistiendo para ir a este lugar a Tigre’ me dijo Natacha. Me quedó eso como algo raro. En todos estos años, Lissa no pidió justicia por Natacha a pesar de decir que era su hermana de la vida».

«Yo no apunto a Lissa Vera, que puede haber sido engañada por Crescini. Podría ser la carnada y no sabía lo que iban a hacer» completó Ulises Jaitt sobre el rol de la artista en la muerte de Natacha Jaitt, quien no descartó que esté amenazada.

Quién es quién en la investigación por la muerte de Natacha Jaitt


Ulises Jaitt, el hermano de Natacha Jaitt, apuntó específicamente a las tres personas que estuvieron con la mediática la noche en la que murió en el complejo Xanadú. Las sospechas de él están vinculadas a las denuncias hechas por ella ante la Justicia por la existencia de una posible red de abuso sexual infantil, vinculado al club Independiente.

Entre los denunciados por Ulises Jaitt está Raúl Velaztiqui Duarte, el productor que llevó a Natacha Jaitt al complejo Xanadú de Tigre la noche en que la mediática murió; Gonzalo Rigoni, el dueño de Xanadú y quien habría intentado tener relaciones sexuales con Natacha Jaitt esa misma noche; y, finalmente, Marcelo Crescini, la persona que hizo de mediador entre Rigoni y Natacha Jaitt antes de que la modelo llegara al complejo donde finalmente encontró la muerte.

Ulises Jaitt insiste en que Natacha Jaitt «fue envenenada» con altos niveles de cocaína, que fueron hallados en el cuerpo de la mediática.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios