Refuerzan la seguridad en el país por la crisis entre EE. UU. e Irán

El presidente brasileño dijo que el general asesinado por orden de Trump participó en el ataque a la AMIA, como un ejemplo del accionar terrorista en la región. Fuentes judiciales aclararon que Soleimani fue mencionado en la causa por su lazos con Hezbollah, pero no imputado. Custodia a los intereses de EE. UU.



El general Soleimani era el cerebro de las operaciones de Irán en el exterior, muy popular y con gran influencia en Hezbollah. Foto: AP

El general Soleimani era el cerebro de las operaciones de Irán en el exterior, muy popular y con gran influencia en Hezbollah. Foto: AP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro afirmó este sábado que el general iraní Qasem Soleimani, asesinado por EE.UU. en una acción militar en Irak, tuvo participación en el ataque que en 1994 destruyó la sede de mutual judía AMIA en Buenos Aires, que causó la muerte de 85 personas.

En tanto, Argentina elevó los niveles de alerta y reforzó todos los operativos de seguridad en el país en las últimas horas.

Según fuentes calificadas del Ministerio de Seguridad que dirige Sabina Frederic, por decisión del presidente Alberto Fernández se ordenó “reforzar los objetivos custodiados en el territorio argentino” a la vez que hubo una disposición de imponer mayor presencia de fuerzas de seguridad en los aeropuertos y las aerolíneas estadounidenses que operan aquí.

Desde la Casa Rosada dijeron que la indicación del Presidente es “para estar atentos y tomar medidas preventivas” aunque aclararon que ello “no significa que haya preocupación” ante eventuales ataques.

“Era una persona que según informaciones aquí estaría involucrada en el ataque a la AMIA, aquella entidad judía en Argentina”,

señaló en una entrevista el presidente brasileño.

Soleimani “Era una persona que según informaciones aquí, estaría involucrada en el ataque a la AMIA, aquella entidad judía que existía en Argentina”, afirmó Bolsonaro en una entrevista con el programa “Brasil Urgente”, de la TV Bandeirantes, en referencia al militar iraní Qasem Soleimani, muerto por Estados Unidos en una acción militar en Irak.

Sin embargo, fuentes de la investigación de la causa AMIA aclararon al diario “Clarín” que el poderoso general, jefe de la fuerza Al Quds de los Guardianes de la Revolución encargada de las operaciones exteriores de Irán, aparece nombrado en la causa AMIA pero nunca estuvo imputado en el hecho.

Además, sí participó de un homenaje a un homenaje al ex jefe del servicio de seguridad exterior del Hezbollah Imad Moughnieh, acusado de haber sido el cerebro del comando que voló la sede de la mutual judía en 1994​. El diario La Vanguardia de Barcelona informó que “en el Líbano se le había visto (a Soleimani) orando en solitario sobre la tumba del combatiente del Hezbollah Imad Mougnieh, ejecutado por Israel”.

El presidente brasileño no dio más detalles sobre el hasta ahora desconocido vínculo del abatido iraní con el ataque más brutal que sufrió la Argentina pero sí consideró “muy difícil” que Irán tome represalias contra Estados Unidos. “Sería una operación prácticamente suicida por su parte”, afirmó. Bolsonaro además indicó que la posición de su país es la de aliarse al “combate al terrorismo” que lleva a cabo Donald Trump.

Soleimani era el encargado de las operaciones fuera de Irán de los Guardianes de la Revolución y estuvo presente sobre el terreno en Siria y en Irak. Tenía ascendencia directa sobre Hezbollah, acusado de perpetrar el ataque en Argentina. El militar murió a los 63 años en Bagdad en un bombardeo selectivo realizado con drones, una acción que Teherán prometió “vengar” en el “momento y lugar oportunos”.

El exjefe de Inteligencia del macrismo dejó a sus agentes.

Masivo pase a planta de Arribas en la AFI antes de dejar el organismo

El exdirector de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas, ordenó el pase a planta permanente de más de 500 espías dentro del organismo, poco antes de las PASO en las que el oficialismo recibió un duro revés electoral. La información fue brindada por Cristina Camaño, encargada de la intervención de la Agencia.

En el lapso de tiempo del 10 de agosto al 5 de diciembre de 2019, fueron nombrados 523 agentes. Los sueldos de los mismos, representan treinta y un millones de pesos en sueldos, según informó ayer el diario “La Nación”. La intervención de la AFI, que fue ordenada hace dos semanas por Alberto Fernández, deberá decidir en las próximas horas el futuro de estos espías. El decreto del presidente autoriza, a la interventora, a disponer el pase a disponibilidad de estos empleados si fuere necesario.


Comentarios


Refuerzan la seguridad en el país por la crisis entre EE. UU. e Irán