Boletos urbanos ante nuevas subas: la Provincia no cubrirá los subsidios

Nación suspenderá desde enero los aportes a las concesionarias del transporte en las ciudades. Weretilneck anticipó que no pueden hacerse cargo. Desde el Ministerio de Economía rionegrino admiten sólo la posibilidad de avanzar con un esquema que ayude a los sectores más vulnerables.

07 sep 2018 - 00:00

El actual subsidio al transporte en Río Negro totaliza 400 millones anuales y Nación lo suspenderá desde enero próximo, transfiriendo esa obligación a la Provincia, que inicialmente advierte la imposibilidad de mantenerlo plenamente.

En todo caso, Economía sólo acepta el análisis de un esquema diferente, reducido a los “sectores más vulnerables”, y el gobernador Alberto Weretilneck refuerza esa parcial evaluación diciendo que no hay que alentar “falsas expectativas”.

Lo que está claro es que Nación ya no subsidiará el transporte a partir del año próximo.

Ese beneficio -según afirmó el ministro de Economía, Agustín Domingo- representa 400 millones, excluyendo a los servicios interprovinciales, que mantendrán esa asistencia nacional.

Ese número final sorprendió a la administración rionegrina, que lo estimaba -en principio- entre 100 y 200 millones.

Entonces, por ahora, no garantiza la continuidad de los desembolsos a esas empresas y, en ese caso, los pasajes urbanos e interurbanos tendrán subas, que podrían duplicar los actuales costos.

Domingo -que el martes participó de la reunión de las provincias con el ministro Rogelio Frigerio- confirmó el corte del subsidio nacional y, frente a su continuidad por parte de Río Negro, aceptó sólo su “análisis”, pero rechazando el sistema de Nación, que se aplica sobre la oferta.

“No estamos de acuerdo. Vamos a estudiar cómo subsidiar a los más vulnerables, es decir, una asistencia sobre la demanda, como tienen algunas provincias, usando la Sube”, indicó.

En Bariloche, Weretilneck partió ayer desde la negativa plena. “La “situación fiscal no lo permite”, dijo, aunque reconoció que hay tiempo todavía. “La quita del subsidio es partir del 1 de enero” entonces hay “varios meses por delante”.

Además del aporte por el servicio provincial, ocho municipios tienen subsidios para su transporte urbano: Bariloche, Cipolletti, Roca, Viedma, Allen, Cinco Saltos, San Antonio y Sierra Grande.

La ciudad andina concentra subsidios por unos 13 millones mensuales, que equivalen a casi 160 millones anuales, y registra algo más de 1,1 millón de pasajes mensuales.

Weretilneck focalizó su “preocupación” en Bariloche sobre “otras ciudades donde el subsidio no es tan importante” e insistió en “no alentar falsas expectativas”.

Así, la provincia advierte un tratamiento parcial, que exigirá obviamente un monto inferior a los actuales 400 millones del subsidio nacional.

Dos semanas atrás, Weretilneck había admitido una asistencia a los usuarios de los sectores más desprotegidos, con un boleto diferencial a través de la SUBE”. Ese mismo criterio fue transparentado actualmente por el ministro Domingo.

El recorte
400
millones anuales reciben las firmas de transporte que operan dentro de las localidades rionegrinas.
La cantidad de usuarios afectados
Más de 70.000 usuarios utilizan diariamente el transporte urbano actualmente con subsidio nacional, cuya suspensión originará un fuerte impacto en el costo de los pasajes.
Bariloche ya tiene un valor entre los más altos del país, con 19 pesos y un pedido de actualización de 24,80 pesos. Ese servicio -que presta Transporte Amancay-Mi Bus- figura con una cobertura de unos 36.000 usuarios diarios mientras Roca, Cipolletti y Viedma promedian los 10.000 cada uno, superando así los 70.000 con Allen, Cinco Saltos, Sierra Grande y San Antonio.
El servicio en Cipolletti, que explota Pehuenche, tiene un costo de 17,66 pesos mientras Roca, bajo la prestación de 18 de Mayo, llega a 17,50 pesos. Viedma, con concesión de Ceferino-La Comarca, tiene un valor de 16,40 pesos.
La mayor atención gubernamental se concentra en el impacto en el transporte urbano. El ministro Domingo ponderó positivamente experiencias en “otras provincias” aunque, en realidad, alude al programa de Córdoba, que comprende un “boleto social”, consistente en un cupo de pasajes gratis para los beneficiarios de planes sociales, y otro llamado “obrero social” para los empleados con un salario mínimo, vital y móvil, alcanzando también a monotributistas de categorías más bajas. Estos diseños responden a casos puntuales y, en consecuencia, se otorgan a partir del pedido de los usuarios. Un subsidio a “demanda”, como pretende Domingo.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.