Duplicarán la producción de truchas en Neuquén

Se firmará un convenio con una empresa que pretende engordar unas 4.000 toneladas de pescado que se procesarán en la planta que se construye en Piedra del Águila. Actualmente el país produce esa cantidad de peces para el mercado interno y externo.

24 sep 2017 - 21:25

Los embalses de las represas Piedra del Águila y Alicurá se convertirán en una suerte de feed lot para un tipo de trucha que, una vez procesada en la planta de Rincón Chico, serán enviadas para consumo a Estados Unidos. Si las previsiones se cumplen, Neuquén duplicará la producción de truchas del país.

El gobierno de Neuquén firmará hoy el convenio para poner en marcha el emprendimiento con un empresario vinculado a la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa, Aapresid, y consistirá en la producción en cautiverio en los dos lagos de unas 4.000 toneladas por año, 1.000 más que la capacidad que tiene la planta ubicada en inmediaciones de la represa de Piedra del Águila.

Según se informó se trata del engorde de una trucha hatcheri, más grande que la trucha del tamaño de plato que se cría en las 8 estaciones de piscicultura que existen en la actualidad, con una genética diferente.

Faena y frío

La provincia construyó la planta de faena y procesamiento de pescado en inmediaciones de lo que fue la villa temporaria donde vivieron los empleados que construyeron la represa. Los emprendimientos de producción de trucha actuales, con una capacidad de 1.500 toneladas por año, deben llevar su producto a Bariloche o a Aluminé. Una sola de las empresas exporta y el resto se destina al mercado interno.

El lago de Alicurá tiene una capacidad de carga de 8.000 toneladas de trucha por año y el de Piedra de 9.000 toneladas, según informó una fuente oficial respecto al impacto que tendrá la producción en cautiverio de esta cantidad de peces.

La planta de Piedra será para faena y frío y fue construida con financiamiento provincial y nacional.

En la convocatoria que había realizado el gobierno neuquino se pedía que, además de administrar la planta, se desarrolle un nuevo centro de engorde de peces, fabricar alimentos balanceados y desarrollar una planta de reciclado de desechos de la planta, entre otros.

Se indicó que se trata de un proyecto ambicioso porque hay otro entre Santa Cruz y Tierra del Fuego, pero dedicado fundamentalmente al agua salada y a sus productos.

Este proyecto tiene como sustento también una nueva ley de acuicultura de la provincia del Neuquén que define los aspectos reguladores de la actividad, enmarcados en la Ley Nacional de Acuicultura.

La fuente indicó que lo que se pretende es poder tener tres mil toneladas al año de producto para su comercialización.

Especificó que aspiran a tener un producto de alta jerarquía, un producto Premium neuquino, con la mirada puesta en mercados externos, como el de los Estados Unidos, y con la mirada puesta también en lo que va a ser el centro logístico que es el aeropuerto de Neuquén para poder exportar las truchas.

En la actualidad la empresa Manila produce en esta zona para exportar una parte de la producción vía Ezeiza a Whole Foods Market, que es una cadena muy importante de productos naturales de los Estados Unidos.

Capacidad
17.000
toneladas de peces pueden producirse en los lagos artificiales de los embalses Alicurá y Piedra del Águila.
1.500
es la capacidad máxima que pueden tener los ocho emprendimientos que hoy funcionan en la zona.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.