El agua ya corre por el Canal: arranca una nueva temporada frutícola

Ayer largaron el agua en el Dique Ballester. En los primeros días será utilizada para enfrentar las heladas y limpiar la red de canales. Y después, para regar más de 50.000 hectáreas. No asistieron los Consorcios de Riego, que reclaman más fondos de ayuda.

14 ago 2018 - 00:00

Apenas minutos después de las diez de la mañana, el guardadique de turno Rubén Jorquera accionó la manivela que hizo mover los engranajes que levantaron la compuerta para que el agua del río Neuquén comenzara a alimentar al Canal Principal. Empezaba así a cobrar vida una nueva temporada frutícola, la actividad productiva que aun con todos sus problemas sigue siendo el principal sustento de la economía de Río Negro.

En una primera etapa, el agua será utilizada para enfrentar las heladas y limpiar la enorme suciedad acumulada por la red de canales (secundarios, terciarios y cuaternarios) que son abastecidos por el Principal. Más tarde, se regarán más de 50.000 hectáreas del Alto Valle destinadas a la fruticultura. De ellas, alrededor de 35.000 producen fruta en condiciones de ser comercializada, generando al año en todos los mercados un movimiento de 650 millones de dólares y 35.000 puestos de trabajo directos durante la cosecha.

Al acto de apertura no asistieron los representantes de los Consorcios de Riego, que reclaman mayor ayuda financiera. Al respecto, el ingeniero Fernando Curetti, jefe del Departamento Provincial de Aguas (DPA), señaló que el organismo intenta trabajar mancomunadamente con los consorcios y que algunos de ellos en particular atraviesan problemas económicos.

El agua ya corre por el Canal: arranca una nueva temporada frutícola
Espectadores. Vecinos y turistas esperan que corra el agua.

Detalló que durante el 2016, el gobierno provincial hizo un aporte de $ 14.000.000 a todos los consorcios, de los cuales 10.000.000 fueron para los del Alto Valle. Y que a partir del 2015, entre obras como reparación de lozas, revestimientos y otros aportes se invirtieron más de $ 75.000.000, siempre a valores históricos. Agregó que además se entregaron dos tractores 0 Km para que el Consorcio de Segundo Grado (que mantiene el Canal) pueda utilizar para sacar la lama. Y explicó que la provincia se hace cargo del mantenimiento del dique (equivale al 10% del canon, entre 7 y 8 millones de pesos) sin trasladar esa suma a los productores. “La provincia hizo y hace mucho por el sistema de riego”, dijo Curetti. También reveló que tras los estudios realizados renovar los antiguos componentes eléctricos del dique insumiría $ 5.000.000 y que ahora se busca la financiación.

Mientras tanto, ajenos a tantos números y polémicas, los guardadiques celebraron ayer con un asado el día que más les gusta: cuando el agua empieza a correr otra vez por el Canal Principal.

En números
130
kilómetros tiene el Canal Principal desde el Dique Ballester hasta el final en Chichinales. Se llena en 4 días.
u$s 650
millones es lo que comercializa al año la industria frutícola de la región. En la cosecha genera 35.000 empleos directos.
El DPA gestiona ante la provincia un auxilio de $ 2.000.000 (entre fondos y equipos) para tres consorcios en problemas: Cervantes, Cinco Saltos y Huergo.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.