El frío puso a generar a las represas de la región y el río subió su caudal

Las bajas temperaturas obligaron a garantizar el suministro domiciliario de gas. Entraron en escena las hidroeléctricas para evitar el gasoil en las térmicas.

En paralelo el temporal de nieve que vivió la
provincia anticipa una buena recuperación para
los caudales de los cauces de la confluencia.

13 jun 2018 - 07:16

Después de los últimos días es difícil verle un lado positivo al temporal de nevadas en la región. Sin embargo la acumulación de nieve proyecta dos noticias positivas: una buena temporada para el turismo en la cordillera y mejores perspectivas para los castigados ríos de la región.

Elías Sapag, directivo de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), confirmó que en la zona Norte de Neuquén el acumulado de nieve casi duplicó la media, con un 40% más de acumulación.

En la zona Sur las noticias también fueron buenas. La acumulación promedio de nieve cuando aun no terminó el otoño superó la media de otros años.

Además Sapag detalló que se está haciendo el seguimiento de dos “pulsos”. Uno se presentaría el lunes o martes de la próxima semana con algunas lluvias y nevadas en la alta montaña. Pero el foco de atención está puesto en el que podría darse a fin de mes, alrededor del 25 o 26 ya que se repetirían las condiciones del temporal de este fin de semana.

De todos modos el funcionario se mostró cauto: “estamos monitoreando porque faltan 15 días y por ejemplo el viento puede cambiar las condiciones, pero hay altas probabilidades”.

“Todavía estamos en déficit en los caudales, no nos olvidemos que en el Sur los lagos tienen un efecto regulador, los naturales, no sólo los de las represas” aclaró el funcionario.

Más generación

En paralelo al fenómeno climático hubo una alta erogación que quedó en evidencia por la “desaparición” del espigón de la Isla 132 del Limay en la capital neuquina. Sapag explicó que se construyó para llevar agua a los clubes y al balneario municipal durante la época de sequía, pero que es temporario y llegado el momento, en primavera o verano, se deberá refaccionar.

Este crecimiento del caudal no es reflejo de la acumulación de nieve, sino de la mayor erogación en el dique Arroyito, a 930 metros cúbicos por segundo, que tiene consecuencias aguas abajo. “No es una crecida”, resaltó el funcionario, sino que se está respondiendo a la necesidad energética del país porque “nosotros somos los únicos que tenemos reserva, porque somos los únicos que acumulamos agua”.

El fundamento es que ante la llegada de fríos intensos en todo el territorio, se destina el gas a la demanda domiciliaria y las hidroeléctricas se presentan como la alternativa más barata para suplir la generación de las centrales térmicas, que en esta época aumentan el consumo de gasoil.

Niveles en embalse
Baja Piedra del Águila
En su informe semanal Cammesa, la administradora del mercado eléctrico, informa que la central de El Chocón cuenta con seis grupos disponibles y que generará en función de lo que pueda erogar Arroyito que desde el 11 de este mes rondará los 900 m³/s. Se estipuló que la cota del primero de los embalses suba de 376,82 a 376,89 msnm, mientras que el de Piedra del Águila –aguas arriba– sufrirá un descenso cuya medición pasará de 584,29 a 583,10 msnm.
En números
930 m³/s
erogó el dique Arroyito para cumplir con las exigencias de la demanda eléctrica de los grandes centros urbanos.
40.000.000
de pesos demandó su ampliación en el 2008. Todos los años en la época estival necesita refacciones.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.