pesos fue lo que le pagó el gobierno a Cader por 200 bicicletas y 200 cascos. Hoy equivaldrían a 3.440.000, con la actualización inflacionaria.

Gasto irracional: pagaron caro 200 bicis para policías

El Estado rionegrino gastó hace dos años casi $ 10.000 por cada rodado. A ese mismo valor se consigue hoy, o incluso menos. El proveedor fue una modesta bicicletería de Viedma. La intermediación fue letal. El importador lo tenía un 65% más barato.

25 may 2018 - 23:04

Las bicicletas que el gobierno rionegrino compró hace dos años para los policías costaron lo mismo o más de lo que valen hoy en cualquier bicicletería y en sitios de internet.

La adquisición de 200 unidades que hizo el Estado en mayo de 2016 muestra un criterio del gasto nada racional: se pagaron 9.900 pesos por cada bici rodado 26 marca Kaoma, de origen chino. Un aceptable todo terreno pero nada excepcional. Y 850 pesos por cada casco de poliuretano de alto impacto e interior reforzado, con 12 entradas de ventilación, que también puede conseguirse hoy a similar precio. El valor total para el equipamiento fue de 2.150.000 pesos.

No sólo se pagó carísima cada unidad en relación con ofertas similares en el mercado en aquella época. Se desaprovechó la oportunidad de conseguir una buena diferencia de precio considerando que se trataba de una compra por cantidad.

Pequeña y única oferente

Una modesta bicicletería de Viedma, de Oscar Amado Cader, fue la única oferente y ganadora de la licitación pública 34/16 convocada por la subsecretaría de Compras y Suministros, que en ese momento estaba a cargo de Silvia Dinolfo. La exfuncionaria acababa de reemplazar a Gabriel Vouillat, eyectado en abril de 2016 tras serios cuestionamientos a su desempeño.

Cader cumplió con las condiciones exigidas: 200 bicicletas R-26 de discreto color, cuadro de aluminio, manubrio curvo estilo “palomita”, cambios de 21 velocidades tipo Shimano, llantas de aluminio de doble pared, portaequipaje reforzado y guardabarros de plástico.

Estamos hablando de cuadros de aluminio, mucho más económicos que los de fibra de carbono recomendados para ciclistas deportivos que buscan mayor agilidad. Kaoma no es una marca muy conocida en el mercado bike. Antes bien, se lo considera uno de los tantos sellos que etiquetan cuadros genéricos.

Hoy un vehículo de prestación similar cuesta lo mismo, o incluso menos, de lo que se desembolsó hace dos años. Es el caso de las todoterreno “Firebird”, “Olmo”, “Walher” o “Binhal” por señalar unos pocos ejemplos. Oscilan entre 7.000 y 10.000 pesos. Las más caras están en algo más de 13.000.

Los rodados que el bicicletero viedmense le vendió al Estado rionegrino se los compró a un revendedor que, a su vez, los había adquirido a un importador.

El intermediario los tenía en 7.800 a valor de contado. Si el trato hubiese sido directamente con el importador se podrían haber comprado a 5.700 pesos la unidad.

No obstante, Cader hizo notar a “Río Negro” que no tuvo un gran margen de ganancia considerando que debió pedir prestado para financiar los rodados, ya que el gobierno le pagó recién tres meses y medio más tarde. Y por añadidura, debió afrontar un embargo de la DGI por problemas en los tiempos de facturación (ver aparte).

El ahorro perdido

En definitiva: el Estado (es decir los rionegrinos) pudo haber ahorrado 840.000 pesos en el mejor de los casos que, actualizados por la inflación acumulada de los últimos dos años, equivaldrían hoy a 1.352.400 pesos.

Y hasta hubiera conseguido un buen descuento por compra masiva.

Gasto irracional: pagaron caro 200 bicis para policías
La orden de compra refleja los excesivos montos abonados.
Oscar Amado Cader, el proveedor “El gobierno me pagó de a puchitos. Quedé hecho”
P- ¿Cuánto costaban las bicis que usted vendió en $ 9.900?
R- El valor de contado (del intermediario) era 7.800 pesos, plata en puerta del negocio. La realidad es que cuando terminé de cobrarlas no pude cubrir ni siquiera la DGI.
P- Hoy se pueden conseguir esas bicicletas en el mismo valor al que usted las vendió en 2016. Además eran 200 y se supone que en una compra en cantidad se obtiene mejor precio.
R- Yo también en su momento las tuve que pagar financiadas. No las tenía en stock.
P- ¿Le compró a un importador?
R- No, a un revendedor y él a un importador. Es el que aguantó la financiación. Digamos que esa bici un importador, plata en la mano, cobraba 5.700 pesos. Pero hay que ir a buscarla, pagar flete... El intermediario se ganó un 15 por ciento. Y nosotros pusimos un 15 o 20 % más que son los costos... Pero las cobré en cinco meses. (El gobierno) no tenía plata; me pagaron de a puchitos. En ese ínterin, tuve que dar cheques míos, pedir plata prestada... Salí hecho. La ganancia mía la coparon dos terceros: los que me vendieron la bici y los que me prestaron.
El gobierno “Estamos haciendo cambios”
La responsable de la compra de las 200 bicicletas y cascos fue Silvia Dinolfo, pero ya no está más en el cargo. La secretaría de Administración que dirige Miguel Cruz asumió el área de Suministros. Cruz se excusó por no conocer detalles del expediente, pero aseguró que se acercan sustanciales cambios en el sistema de compras.
P- Nos sorprende que la provincia haya pagado carísimo por un producto y no consiga ahorros significativos, sobre todo en compras masivas.
R- El trabajo que estamos haciendo es para esto: transparentar el proceso de inicio a fin, romper trabas administrativas y hacer públicos los datos. También haremos una campaña fuerte para invitar a proveedores. Nos preocupa la concentración que hay: cuatro o cinco proveedores por rubro es muy poco. Si, por ejemplo, necesito tres bicicletas para Mamuel Choique, ¿por qué tengo que comprarlas en Viedma y después hacerme cargo del flete? Las compro en el pueblo más cercano.
P- Parece lógico que el Estado deba procurar valores sustancialmente más bajos en el mercado.
R- Invitaremos a los proveedores históricos de Río Negro. Nos interesa que vengan todos. Y todo tipo de cámaras (industrias, comercios, fabricantes). Buscamos también compras centralizadas: cuatro ministerios que necesitan algo, los juntamos y hacemos una sola compra. Evitaríamos intermediarios, y ahorraríamos mínimo un 15 o 20 por ciento.
Borseguíes, faldas y pantalones
En el afán de tener mejor equipados a los policías, el gobierno sumó indumentaria a las bicicletas y cascos. En diciembre de 2016 aprobó la compra de 400 pares de borceguíes, 150 pantalones “sociales” masculinos, 100 pantalones “sociales” femeninos, 100 pares de zapatos de mujer, 100 faldas y 50 casquetes “sociales” femeninos. Erogó en total 1.510.600 pesos a las firmas Proveer PMC SRL de la ciudad bonaerense de Boulogne y a Confecciones Bahía SRL, de Bahía Blanca.
Imagen BICICLETA POLICIA  ITALO=corr
Roca

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.