Las cinco obras viales que Nación le debe a la Provincia de Neuquén

Desde el reemplazo de un puente provisorio que ya tiene 100 años hasta una ruta con un carril alternativo para sobrepaso integran la lista de emprendimientos a medio terminar.

07 sep 2018 - 23:30

Cuando se cruza el río Collón Cura hacia el sur y se observa, a la izquierda, los pilotes de cemento con hierro oxidado se tiene una dimensión de los olvidos viales nacionales en la provincia. El puente que construyó el Ejército es de una sola mano, su estructura indica que fue temporaria y tiene una relevante porción de madera en su estructura.

El puente fue declarado monumento histórico por el Senado y el representante de Neuquén Guillermo Pereyra logró historiar que desde 2011 estuvo incluida la construcción del nuevo puente, de dos manos, a unos 50 metros aguas abajo. Primero hubo un incidente con el propietario de las tierras y luego una diferencia de costos. El año pasado se incluyó en el presupuesto nacional $ 10 millones para esta obra y se habían previsto otros $ 90 millones para años posteriores.

Al 30 de junio de este año, el presupuesto llegaba a los $ 350 millones y tenía un avance apenas superior al 50%. La estructura de 1.200 metros será de dos vías y mejorará la conectividad norte sur hacia el epicentro turístico por excelencia que tiene la Provincia.

Más información | Vecinos se unieron para reclamar que finalicen las obras de la Ruta 22

El gobernador Omar Gutiérrez informó en febrero de este año que Vialidad Nacional había rescindido el contrato con la empresa por incumplimiento y que se iba a realizar una nueva licitación.

La extensión de la multitrocha desde el rulo de acceso a la Autovía Norte en China Muerta hasta Arroyito tenía un monto de inversión a junio de este año de unos $ 865 millones con un grado de avance cercano al 64%. Se prevé su finalización en junio del 2020. La paralización originó serios inconvenientes por la escasa señalización y porque no se previeron accesos, como justamente, a la colonia rural donde comienza la obra.

Más información | Otra vez atrasaron la fecha en la que terminarán los “rulos” del Tercer Puente

El cruce de las rutas nacionales 22 y 237 llega al punto de convertirse en un misterio para quien la transite y que no tiene respuestas por parte de Vialidad Nacional. Alejandro Nicola, actual concejal del MPN, cuando tenía el cargo de ministro de Energía y Servicios Públicos describió que se trataba de un cruce que iba a evitar los desniveles. “No será una rotonda”, aclaró y explicó que quien transite por la 22 hacia Huincul o desde Huincul a Neuquén lo hará sin cruce y aquellos que quieran tomar la 237 deberán hacerlo por una pendiente elevada que tiene sentido por el tamaño de los pilotes que tiene la obra. Este complejo vial se tornó en un punto negro para los automovilistas porque en horarios nocturnos se desorientan.

En una visita que hizo el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, a Neuquén se le puso precio a las obras viales. Para este año se habían calculado unos $8.600 millones de los cuales $ 5.550 los ponía Nación y $ 2.496 la provincia.

Más información | El puente La Rinconada sigue en modo espera

Apenas estrenó su cargo, Dietrich entusiasmó a los neuquinos con el concepto de ruta segura entre Arroyito y Plaza Huincul. Se iban a pavimentar las banquinas y se habilitaba un tercer carril en ciertos tramos para permitir el sobrepaso de camiones. La ruta se repavimentó pero las novedades viales sólo quedaron en los anuncios.

Cuando se inauguró el tercer puente sobre el río Neuquén con la presencia del presidente Mauricio Macri en octubre del año pasado se prometió que en enero de este año se iban a comenzar a construir los rulos para evitar los giros en U desde la ruta hacia Neuquén y desde la Autovía Norte hacia Centenario. Los accesos a esta vía, que está llamada a convertirse en la nueva Ruta Nacional 22 y la actual traza quedará en manos del municipio, están inconclusos con tres rotondas ubicadas en menos de 1.000 metros que tienen entre seis y ocho salidas.

La mitad
2.700
millones de pesos sería la inversión de Vialidad Nacional si se cumple el anuncio de la reducción del 50%.
La represa de los sueños y el camino hacia Mendoza

Chihuido I está llamada a convertirse en la represa que se empeña en mantenerse en los sueños. No logra despertarse pese a las gestiones para su financiamiento que se hicieron en Rusia, China y Alemania.

La licitó el gobierno de Cristina Fernández y el grupo Eurnekian que ganó esa compulsa presentó esquemas de financiamiento que no fueron satisfactorias para el gobierno de Mauricio Macri que pinchó el globo de toda oportunidad en el corto plazo. Incluso se agenció un descontento diplomático con Alemania cuando envió a un vicejefe de gabinete a informarle al embajador que no se aceptaban las condiciones de financiamiento.

El otro sueño es inherente al norte de la provincia que quiere retomar su comunicación histórica con el sur de Mendoza.

Tener la Ruta 40 pavimentada es una promesa que se anotó el primer anuncio en 1993.

Luego de que la empresa OPS se presentara en convocatoria de acreedores y el cumplimiento del contrato terminara en manos de la Justicia, Chediak se hizo cargo de la obra en el distrito de Río Grande, en la localidad de Bardas Blancas y El Manzano de Mendoza, según informó el municipio de Malargüe.

La Ruta Nacional 40 entre Barrancas y Malargüe tiene un recorrido de 351 kilómetros pero hay 111 en territorio mendocino, precisamente en la Laguna Coipo Lauquen de Bardas Blancas, que aún no está finalizada pero desde el gobierno local ya se está trabajando para mejorar su estado, se indicó.

La ruta está en pésimas condiciones.

Image
“Unos mil kilómetros de rutas nacionales y provinciales se están asfaltando y repavimentando porque priorizamos la conexión vial”.
Omar Gutiérrez, gobernador de Neuquén, al anunciar la inversión en conjunto.
Image
“El gobierno nacional está trabajando en tres objetivos: unir a los argentinos, pobreza cero y decir la verdad y generar empleo de calidad”.
El ministro de Transporte Guillermo Dietrich visitó tres veces la provincia.
Las cinco obras viales que Nación le debe a la Provincia de Neuquén
La obra del nuevo puente quedó otra vez abandonada.
Puente La Rinconada tiene más de 100 años

Lo construyó el Ejército sobre el río Collón Cura, es de una sola mano y es la única vía de escape por la Ruta 40 hacia el norte.

El gobierno nacional decidió financiar la construcción de otro en reemplazo del actual a unos 50 metros y que la obra la ejecute Vialidad Nacional, y de hecho contempló asignación presupuestaria diferida en tres ejercicios, en el presupuesto general del 2011, por un total de $ 18.973.000 y se repitió en el 2012 por montos similares. Está abandonado.

Las cinco obras viales que Nación le debe a la Provincia de Neuquén
Los accidentes fatales en esta vía son moneda corriente.
Ruta 22 segura con banquina pavimentada

Los 57 kilómetros entre Arroyito y Plaza Huincul iban a recibir una inversión de $ 150 millones para repavimentarlos y construir banquinas que permitan el sobrepaso. Fue una de las novedades que trajo a la Dirección Nacional de Vialidad el extitular Javier Iguacel. La repavimentación se hizo pero no las banquinas extra para permitir el sobrepaso como ocurre con algunos tramos de la ruta 22 entre el Alto Valle y el Valle Medio en la provincia de Río Negro.

Las cinco obras viales que Nación le debe a la Provincia de Neuquén
Desorientación sin cartel.
Autopista Plottier y Arroyito

Hoy es foco de accidentes continuos. Quejas porque no se previeron los acceso a propiedades colindantes. La duplicación de la calzada tuvo frenos como el del propietario de un comercio de venta de choripanes ubicado en el medio de traza prevista.

La obra se contrató en forma rápida y la misma empresa fue la encargada de realizar el proyecto ejecutivo. Los accesos a China Muerta quedaron inconclusos y la señalización brilla pero su ausencia. El año pasado fue destacada por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

Las cinco obras viales que Nación le debe a la Provincia de Neuquén
Columnas y gigantesco movimiento de suelo, sin terminar.
Cruce de dos rutas nacionales

La rotonda que marca el vértice de las rutas nacionales 22 y 237 pasará a la historia una vez que finalice la interminable obra. Según Vialidad Nacional se trata de una estructura única donde los que circulan por la Ruta 22 pasarán por abajo de una estructura aérea y no habrá posibilidad de accidentes. Los que pretendan ir hacia Bariloche deberán hacerlo mediante un desvío por una rampa para circular por la 237. La obra está sin iluminar y origina desorientaciones en los automovilistas.

Las cinco obras viales que Nación le debe a la Provincia de Neuquén
El clásico jueguito riesgoso de los automovilistas.
Los rulos del tercer puente del río Neuquén

La idea original de los rulos se le atribuye al actual concejal del MPN en la ciudad de Neuquén y ex ministro de Energía y Servicios Públicos, Alejandro Nicola. Nación “compró” la idea y la prometió. Los rulos en el Cañadón de las Cabras permitirán reordenar el tránsito que circula hacia la Autovía Norte sin que realicen vueltas en U en cualquier momento, situación de extremo peligro y que desde que se habilitó el tercer puente originó 34 choques.

Neuquén (AN)

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.