Legisladores aprobaron el Convenio de Salud de Neuquén

El polémico documento se volvió ley. El diputado Jesús Escobar (LdS) aseguró que fue agredido por integrantes de ATE.

17 may 2018 - 08:00

El Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) de Salud de Neuquén fue aprobado por mayoría en la sesión que comenzó ayer a la tarde y terminó a la noche, con incidentes de por medio.

Uno de los ingresos de la Legislatura de Neuquén estuvo rodeado por integrantes de ATE que apoyaban la sanción del CCT y querían ingresar al recinto. En ese contexto se dio un conflicto con el diputado Jesús Escobar, quien durante la sesión pidió la palabra para denunciar que había sido agredido, situación por la que responsabilizó “al gobernador de la provincia”.

A pesar de este hecho, el debate continuó y terminó con la aprobación en general de uno de los despachos del plenario de comisiones realizado el martes, que proponía avalar el Capítulo III del Convenio homologado por la Subsecretaría de Trabajo, referido a la imputación presupuestaria.

Te puede interesar Los médicos full time de los hospitales dicen que se perjudicarán

Los bloques del MPN, Adelante Neuquén, UP-UNA, FRIN, Alejandro Vidal de la UCR, Javier Bertoldi y Ayelén Gutiérrez (FpV) fueron quienes le dieron 18 votos a esta propuesta.

Por su parte, el Frente Neuquino, Libres del Sur, Frente Grande, Guillermo Carnaghi y Nanci Parrilli del FpV se inclinaron por el otro despacho, que excluía cuatro artículos vinculados a trabajo incentivado y trabajo eventual.

El Pro, Nuevo Compromiso Neuquino y Oscar Smoljan (UCR) no votaron ninguno de las dos propuestas, mientras que Raúl Godoy (PTS-FIT) se abstuvo de votar.

¿Qué dijeron?
Gloria Sifuentes (MPN): argumentó que la Cámara de Diputados tiene la obligación de aprobar o desaprobar el CCT pero no de modificarlo. “Los únicos habilitados para hacerlo son los paritarios”, afirmó. Dijo que lamentaba que no hayan podido participar de la negociación el Sindicato de Profesionales de la Salud Pública del Neuquén (Siprosapune) y el Sindicato de Enfermería pero remarcó que no es responsabilidad de la Cámara. Asimismo, observó que de acuerdo a lo manifestado por el ministro de Salud, Ricardo Corradi Diez, ambos gremios fueron recibidos y escuchados.
Mario Pilatti (MPN): dijo que “no hay ningún trabajador que gane menos” y defendió el rendimiento óptimo como “una herramienta para mejorar lugares en donde hay problemas en el sistema de salud”.
Eduardo Fuentes (FN): sostuvo que la Cámara no puede promover normas que sean inconstitucionales y si bien se pronunció a favor de aprobar el CCT, opinó que contiene cuatro artículos que “dañan la Constitución y los derechos de los trabajadores”. Cuestionó la nueva contratación laboral de rendimiento óptimo que incorpora el Convenio, como así también la estimulación económica para que los profesionales realicen más guardias por considerar que fomenta “el trabajo a destajo”. Pidió contener la demanda de los profesionales sin alterar el derecho de todos los trabajadores y trabajadoras.
Nanci Parrilli (FpV): aseguró que “estamos legalizando algo que va hacia un trabajo esclavizado” y advirtió irregularidades del convenio. “Nosotros no estamos en contra de los trabajadores, estamos en contra de esos artículos que van en contra del sistema público de salud”, afirmó.
Javier Bertoldi (FpV): rescató los derechos que el CCT otorga a los trabajadores y trabajadoras del sector, como así también los 200 millones de pesos que se van a volcar a la masa salarial.
Sergio Gallia (Adelante Neuquén): sustentó su intervención en el marco legal que faculta a la Legislatura a discutir solamente la afectación presupuestaria del Convenio sin posibilidad de modificarlo.
Alejandro Vidal (UCR): fundamentó su voto positivo en la obligación como diputado de homologar o no el CCT.
Oscar Smoljan (UCR): pidió que el Convenio regrese al ámbito donde se resuelve y argumentó su rechazo en que los profesionales de la salud no estén representados.
Damián Canuto (PRO): rechazó los dos despachos al ampararse en la ley Nº 1974 que otorga a la Legislatura la posibilidad de aprobar o desaprobar un CCT. “No es una discusión jurídica sino política”, sostuvo y dijo que el Convenio “no es inocente” en las consecuencias económicas de los gremios.
Raúl Godoy (PTS-FIT): indicó que el CCT nació “como una demanda necesaria y terminó siendo una guerra para adentro”. Al mismo tiempo, apuntó que al CCT “lo tiraron como una bomba para que explote acá adentro”.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.