Se reactivó la pesca en el golfo San Matías tras los días de paro

Los patrones de los barcos y el personal de marinería de San Antonio Oeste acataron la conciliación obligatoria e iniciarán otra ronda de negociaciones.

La pesca en el golfo San Matías volvió a reactivarse, tras una serie de encuentros entre representantes del sector y el cese de las actividades en el mar, funcionarios provinciales y la intervención de gremios que nuclean a los patrones de las embarcaciones y al personal de marinería, que finalmente acataron la conciliación obligatoria dispuesta por el área de Trabajo.

Ahora, sin embargo, se abrirá otro compás de negociación, porque la entidad que nuclea a los patrones no posee Convenio Colectivo de Trabajo a nivel local, y deberá consensuar de aquí en más las pautas para su creación en el ámbito regional.

Con respecto a la marinería, el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos que los representa se encuentra intervenido a nivel nacional, por eso se abocarán a fijar un acuerdo que les permita seguir trabajando, con vistas a una futura discusión de sus condiciones de empleo.

El trabajo se retomó el jueves por la tarde, tras varios días de inactividad. No era la primera vez que la crisis en el sector motivaba un freno en el quehacer pesquero de la zona.

En los últimos tiempos los distintos actores de la actividad encabezaron una serie de protestas, para pedir cambios en la conducción del área de pesca de la Provincia y solicitar que no se extiendan permisos pesqueros a barcos foráneos de manera irregular, en medio del inicio de la captura del langostino, una especie de alto valor comercial que en esta época ingresa a las aguas del golfo.

Compás de espera

“Esperemos que esto dure, pero veremos que pasa. Más allá de lo que negociaron los gremios lo que nos garantizaron desde la Provincia es que los barcos que obtuvieron permisos pesqueros que objetamos y que pese a eso no fueron dados de baja no entrarán a pescar en nuestra zona. Deseamos que esta vez cumplan, porque antes también hicieron promesas y no pasó nada” , manifestó Esteban Aquiles, uno de los patrones de embarcación que encabezó las protestas del último período, y que según relató se quedó sin trabajo luego de su intervención, lo que interpretó como “una represalia”.

Cese de actividades

Datos

18
fueron las embarcaciones de pesca artesanal e industrial que se plegaron a las medidas de fuerza durante siete días.

Temas

Río Negro

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios