120%

Un millonario presupuesto para Neuquén: ¿riesgo u oportunidad?

Los 100.000 millones de pesos que estima erogar la Provincia para el próximo año representan un salto de más del 60% respecto del proyecto del 2018.

13 oct 2018 - 23:30

Los números que presentará el Presupuesto 2019, que ingresará en las próximas semanas a la Legislatura, son realmente importantes.

Los 100.000 millones de pesos que la administración Gutiérrez proyecta erogar durante el año que viene representan todo un récord para la joven economía neuquina. Refleja un crecimiento, respecto del proyecto del corriente año, de más del 60%. Una variación significativa teniendo en cuenta que el costo de vida para el 2019 se estima en la mitad. En valores nominales representa unos 40.000 millones de pesos adicionales. En términos reales, si se le quita el efecto inflación proyectado para el próximo año, las arcas provinciales sumarán alrededor de 25.000 millones de pesos.

¿A qué se debe este importante salto en los recursos? El gobierno, algo optimista en sus cálculos, especula con que el dólar alto en la economía nacional llegó para quedarse. Este nuevo escenario del tipo de cambio, que más que se duplicó en los últimos doce meses, favorece a los recursos neuquinos, ya que alrededor del 35% de ellos está atado a las regalías que se cobran en valor dólar. A su vez fuentes de la actual administración aseguran que la producción hidrocarburífera en la provincia aumentará sensiblemente durante el 2019 “por lo que habrá que esperar un impacto positivo tanto en valores pesificados como en volumen”. Queda saber, en todo este nuevo contexto, si el precio de la energía se mantendrá en los actuales niveles o si la guerra comercial entre las potencias internacionales puede complicar su cotización.

Las otras dos grandes fuentes de ingreso de la provincia llegan a través de las transferencias que percibe de Nación y la recaudación propia. Aquí las cosas son algo distintas. El complejo escenario económico no permite prever un desembarco de grandes inversiones en el país y Vaca Muerta, pese a su enorme potencial, no queda por ahora fuera de este esquema. Con tasas de interés superiores al 70% anual y un alto nivel de volatilidad cambiaria, difícilmente alguien se arriesgue a traer sus dólares para colocarlos en la producción. Es por ello que no habría que esperar un crecimiento real sobre la tasa de los ingresos propios para el próximo año. En lo que respecta a las transferencias que lleguen de Nación, a través de la Coparticipación, el escenario es similar al mencionado en el párrafo anterior. La recesión económica continuará el año próximo, por lo que no habría un incremento sobre las transferencias del gobierno nacional.

Pero las elecciones que se avecinan traen grandes expectativas y parte de ellas se terminan trasladando al gasto público.

Manejar un presupuesto millonario, como el que proyecta el gobierno provincial para el 2019, no deja de ser un riesgo al sumarse el contexto de un complejo año electoral. La historia de esta joven provincia ha estado marcada en este sentido. Tenemos todavía en la retina de todos los neuquinos las enormes masas de dinero que terminaron dilapidándose con los contratos de renovación de Loma de la Lata, como así más recientemente la prórroga de las áreas hidrocarburíferas durante la gestión de Jorge Sapag, salpicadas en la actualidad por serias denuncias de corrupción.

Hoy el gobernador Omar Gutiérrez se encuentra ante un enorme desafío. Contar con 100.000 millones de pesos en un año electoral es algo muy tentador. Puede optar por continuar con la historia de los últimos gobiernos del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que llevaron a una rica provincia a tener un nivel de pobreza vergonzante, o trabajar para modificar la lógica clientelista que hoy margina del sistema a la mayor parte de los neuquinos.

Con los niveles de recursos proyectados, el gobierno tiene la opción de hacer importantes cambios estructurales dentro de la economía provincial. Sin lugar a dudas, el manejo del Estado debería estar incorporado en esta agenda de trabajo. Es imprescindible elaborar mecanismos para garantizar la eficiencia del gasto público. En definitiva, sería importante que los excedentes que esta generando la provincia con el nuevo modelo económico apunten a corregir todos estos desvíos presupuestarios que arrastran las sucesivas administraciones del MPN.

Image
Qué se puede hacer con $ 40.000 millones
Viviendas. Tomando en cuenta hoy el valor del metro cuadrado de una casa de plan de vivienda, el Estado provincial podría construir con semejante cifra de dinero alrededor de 27.000 nuevas viviendas.
Rutas. Con la cifra mencionada se pueden llegar a construir alrededor de 1.000 kilómetros de nuevas rutas, algo tan necesario hoy para el desarrollo provincial.
Salarios. Para tomar conciencia de lo que se está hablando, los mayores ingresos previstos por la administración neuquina representan hoy el equivalente a una masa salarial anual completa.
Hospitales. Se pueden proyectar con esta disponibilidad de dinero más de un centenar de nuevos hospitales de alta complejidad a distribuir en toda la provincia. Una utopía, ya que sobraría servicio por cantidad de habitante.
El desafío de poner en caja a los municipios deficitarios

Los intendentes anticiparon que esperan rediscutir el régimen de coparticipación para mejorar así sus ingresos. Las previsiones indican, tal como se publicó ayer, que los recursos crecerán al ritmo del aumento de regalías y recaudación.

Según la información oficial el año que viene se repartirán a los municipios más de 12.050 millones de pesos vía transferencias automáticas, casi el doble de los 6.110 millones de pesos que se habían presupuestado para el 2018.

Si bien es importante redistribuir los recursos con una mayor equidad, más significativo es usar los nuevos ingresos generados en 2019 para modificar la matriz productiva de ciertas comunas que todos los meses terminan solicitando fondos para pagar a sus empleados públicos.

Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.