Regreso a toda acción

Los contactos de Patrick Swayze con la televisión no fueron constantes. Como muchos actores, él comenzó con pequeños roles al principio de su carrera, luego fue parte de la miniserie histórica «Norte y sur», una superproducción de 1986, y ya famoso hizo algunas películas especiales para la pantalla chica, apariciones en entrevistas y como presentador en «Saturday Night Live». Por eso su regreso como protagonista en «The Beast» después de conocerse su enfermedad atrajo todas las miradas. Y su trabajó no decepcionó.

Cada capítulo de la serie de 13 episodios que hoy estrena a las 20 A&E es como una pequeña película de acción. La realización es impecable, con buenos encuadres y una fotografía destacable que le da el tono oscuro que necesita.

En esta producción, Swayze interpreta a Charles Baker, un duro agente encubierto del FBI con un compañero novato Ellis Dove (el australiano Travis Fimmel) al que entrena para ejercer su oficio y sobrevivir en las sombras sin delatarse. Baker cruza muchas veces la línea y sus acciones no son totalmente legales cuando quiere lograr un objetivo. Esto lo hace sospechoso ante el departamento de Asuntos Internos, que le pide a su compañero que lo investigue.

Los dos protagonistas tienen muy buena química en pantalla, aunque la fuerza que Swayze le imprime a su personaje se roba las escenas. Más allá sus buenas actuaciones, la serie en sus primeros capítulos no muestra ninguna novedad, hasta los personajes parecen una mezcla de muchas duplas por el estilo que se han visto tanto en la tele como en el cine.

Los casos que se presentan también se usaron demasiadas veces en los policiales de los últimos años: engaño en la venta de armas de guerra, la trata de personas, la venganza del padre policía, el uso de virus en secuestros.

Los personajes secundarios en este caso son más que secundarios, pasan por la pantalla, acompañan nada más. Sólo sirven para desarrollar cada historia, ninguno queda en la memoria.

Lo más interesante resulta la subtrama de la investigación interna, que tarda demasiado en desarrollarse por las dudas de Dove, quien admira a su compañero pero ve que su proceder no siempre es el adecuado.

Su dilema es si eso es corrupción, abuso de fuerza y medios o una salida extrema para lograr justicia.

«The Beast» es una producción para los amantes de la acción y un regreso con gloria para Swayze, quien posiblemente logre por este trabajo nominaciones a los premios de la tevé.

(S. F.)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios