Roca cortó la racha en Junín con un gran juego

Después de tres años festejó en el "Fortín de las Morochas" frente al difícil Argentino.

JUNIN (Especial).- Tuvieron que pasar tres años para festejar en Junín. Y anoche pudo hacerlo después de un juego del alto vuelo, por momentos muy físico y con una gran defensa. Deportivo Roca venció a Argentino por 98 a 86 (47-45) y así volvió a recuperar terreno en el TNA-1, en el inicio de la rueda de los desquites.

La pintura fue un problema de difícil solución para Roca en el primer cuarto. Dubois y Beigier fueron los que llevaron la delantera del local, mientras la visita respondía en el tablero de enfrente con Donald Jones. El gran ausente en esta parte del juego fue el perímetro roquense -no logró ningún triple en seis intentos-, aunque la diferencia en el marcador no llegó a ser demasiado amplia.

Con el ingreso de Darryl Johnson -no formó parte del quinteto inicial-, el "Depo" comenzó a remontar y llegó a igualar (20-20) el juego a dos minutos del final del parcial.

Johnson controló muy bien a Dubois y fue la vía de gol más clara de la visita, que cerró el cuarto tres puntos abajo (23-26).

En el segundo segmento la paridad fue más notoria hasta que Roca apretó más y mejor en toda la cancha.

Johnson anuló casi por completo a Dubois -no convirtió en esta parte del partido-, el resto cumplió muy bien en defensa y, aunque el perímetro seguía sin aparecer -un solo triple en diez intentos-, fueron tanto a tanto hasta el descanso, donde Roca se fue en ganancia por dos: 47-45.

En el tercer parcial el partido se "ensució". La marca se hizo sentir más por parte de ambos y el descontrol se apoderó de todos, a tal punto que los árbitros bajaron una falta técnica en la cancha y otra al banco de suplentes de Argentino. A todo esto, Roca perdió a Barrera por cinco faltas.

Johnson volvió a ser el jugador más importante del "Depo" y, de a poco, se fue erigiendo en el goleador de la noche. También fue muy importante la tarea de Mario Sepúlveda y el tercer parcial cerró 65-62 para la visita.

El último cuarto contó con la emoción que se esperaba entre dos equipos muy parejos a lo largo de treinta minutos.

Primero fue el local el que sacó una diferencia de siete puntos (76-69), pero la reacción de Roca no tardó en aparecer y en tres minutos dio vuelta la historia.

En definitiva fue una victoria que le sirve para recuperarse en el TNA-1, pero por sobre todas las cosas para levantar el ánimo de los jugadores e invitar al público el próximo viernes cuando reciba a Central Entrerriano.


Comentarios


Roca cortó la racha en Junín con un gran juego