La UNRN pide desalojo sin fuerza pública

Del Bello ratificó sus críticas al grupo que toma el Vicerrectorado en Roca pero dijo que no quiere policías dentro de las sedes.

16 nov 2018 - 07:00

Sin diálogo. Con niveles de tolerancia desbordados de un lado y con reacciones violentas del otro. Con paredes y aulas arruinadas por aerosoles. Y con una orden de desalojo que sobrevuela, pero que no tiene consenso pleno en el ámbito académico. ¿Dónde está entonces la salida para el conflicto de la UNRN en Roca?

Hoy se cumplen 65 días desde que tomaron el Vicerrectorado de la Sede Alto Valle-Valle Medio.

Ayer fue un día relativamente calmo en el edificio Valle Fértil. Sólo hubo algo de nerviosismo por la mañana, cuando las docentes Victoria y Virginia Naffa se presentaron a declarar en el marco del sumario interno abierto por la institución.

Esta vez las hermanas sólo concurrieron acompañadas por un estudiante y se retiraron sin problemas.

En forma preventiva, patrulleros de la Policía de Río Negro se apostaron en inmediaciones del predio universitario.

Esa vigilancia fue acordada el miércoles por el rector, Juan Carlos Del Bello, y el gobernador, Alberto Weretilneck, cuando dialogaron mientras ocurrían los desmanes dentro del edificio principal de la UNRN en Roca.

De todas maneras, la presencia policial será externa y –en lo posible– distante.

Del Bello ratificó ayer que “no promovemos que ingrese la fuerza pública al recinto universitario” y trasladó también esa postura al desalojo que podría ordenar la Justicia Federal.

“Deseamos fervientemente que desalojen voluntariamente la Casona y cuando el juez proceda no sea necesaria la intervención de la fuerza pública”, dijo ayer la máxima autoridad de la casa de estudios.

El rector defendió su postura a partir de la historia y de “lo que tenemos en nuestras mochilas” quienes forman parte de la generación de los 70. “No queremos que la fuerza pública ingrese a los edificios universitarios”, ratificó en diálogo con el programa radial de “Río Negro” (FM 100.9 de Roca).

“Histórico”

Lo que sí valoró positivamente el rector fue la reacción de los docentes, no docentes y estudiantes que el miércoles sacaron del edificio al grupo que había provocado desmanes por la suspensión preventiva dispuesta para 12 alumnos.

Calificó lo ocurrido como “histórico para la UNRN y para el sistema universitario nacional, porque es una reacción masiva, de la propia comunidad académica, harta y agotada su paciencia, que logró que este grupo se retirara”.

“El día de ayer (por el miércoles) mejora la imagen de la institución, porque la muestra de pie y demostrando a la sociedad que no tolera a grupos minoritarios, irreflexivos, autoritarios, que son irrespetuosos de la democracia universitaria”, agregó.

Con respecto a la posibilidad de encontrar una solución alternativa, dijo que “hubo una salida y fue el 30 de octubre, cuando participaron de una asamblea de 200 personas en la que se repasaron todos los temas y les propusimos pasar todo al olvido, sin rencores, sin sanciones. La salida era el desalojo voluntario, pero no la tomaron. Se fueron de la asamblea provocando el encendido de las alarmas del edificio, con la misma actitud de siempre. Por eso se pusieron en marcha los sumarios”.

“Fue histórico para la UNRN y para el sistema universitario nacional, porque es una reacción masiva, de la propia comunidad académica”.
Del Bello, sobre los hechos en Valle Fértil
Roca

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.