San Juan: todas las miradas puestas en el vecino





SAN JUAN.- El padrastro de Ariel Tapia, el niño de 12 años que fue encontrado muerto en una heladera abandonada cerca de su casa en San Juan, fue liberado antenoche, por lo que sólo queda un vecino detenido por el hecho. Franco Sifuentes (22), es el concubino de la madre de Ariel y recuperó la libertad cerca de la medianoche del sábado por orden del juez Alberto Benito Ortiz. De esta manera, hasta ayer sólo quedaba detenido Jorge Gordillo (49), un vecino que vive a 20 metros de la casa de Ariel y que sería indagado hoy. Gordillo habría tenido contacto con el chico antes de que desapareciera, el pasado 1 de diciembre, y su detención se produjo luego de que los perros policiales olfatearan detenidamente su casa, donde los policías habrían hallado varias manchas de sangre lavadas. En tanto, los investigadores aguardan los resultados de los peritajes forenses para determinar cómo murió Ariel. Fuentes judiciales informaron que Sifuentes, quien vivía junto a Ariel, fue excarcelado luego de declarar ante el magistrado, quien consideró que no había suficientes elementos para mantenerlo preso. Según trascendió, Ortiz le hizo una serie de preguntas sobre su relación con el niño y su modo de vida junto al pequeño y la madre de éste, sobre la base de testimonios de vecinos que habían contado a los investigadores que Ariel no simpatizaba mucho con su padrastro. (Télam)


Comentarios


San Juan: todas las miradas puestas en el vecino