Se fugaron cuatro internos del Penal de Viedma

Lo hicieron a plena luz del día. Habrían roto un alambrado y aprovechado un descuido de los guardias. Todos tienen amplios antecedentes policiales. Los buscan fuerzas especiales.





Ayer por la tarde

VIEDMA (AV)- Cuatro internos del Penal 1 de Viedma se fugaron ayer por la tarde, a plena luz del día, aparentemente violentando un alambrado perimetral ante un descuido de la vigilancia. Se montó de manera inmediata un operativo cerrojo que “impedirá que salgan de Viedma”, según dijo el ministro de Seguridad y Justicia, Gastón Pérez Estevan.

El funcionario provincial adelantó que se iniciará el sumario correspondiente para determinar responsabilidades en la fuga por parte del personal del Servicio Penitenciario y Policial.

Los delincuentes fugados son Gustavo Javier Carrasco, Raúl Esteban Maureira, Braian Horacio Pradena y Néstor Loreto San Martín.

Los cuatro prófugos cuentan con gruesos antecedentes policiales.

Néstor Loreto San Martín, en 2013 ya se había fugado del Penal 2 con la ayuda de otros internos que le hicieron “piecito”. Poco más de una semana estuvo fugado y fue recapturado en Huergo, cuando se disponía a abordar un colectivo con destino a Mar del Plata.

Loreto San Martín, está condenado a 16 años de prisión. Recibió ocho puñaladas a principios de septiembre de 2012 en el Pabellón Nº 2 de Roca. En marzo de 2011 la Cámara Criminal Segunda de esa localidad unificó en 15 años y seis meses de prisión todas las condenas que pesan sobre San Martín , de 31 años largamente conocido en el ambiente policial y penitenciario de esa ciudad y recordado, entre otros hechos, por la presunta toma de rehenes que tuvo como víctimas a una anciana y sus nietos en una casa de calle Córdoba casi Rohde, en febrero de 2009.

Reiterados intentos

Tras reiterados intentos de fuga del penal de Roca, fue alojado en Choele Choel, donde en agosto del año pasado hizo una larga huelga de hambre, y ahora está preso en Viedma. Entre las condenas que se computan en la unificación está también la del recordado robo a mano armada cometido en un kiosco de Villegas y Rivadavia, el 29 de agosto de 2001.

Braian Horacio Pradena fue condenado en 2012 a siete años de prisión por el violento asalto a un colectivero y por dispararle a otro al que no hirió por poco. Pradena golpeó al chofer Ariel Mendoza en el rostro, mientras le exigía que le diera lo que tuviera de valor, y luego con un cómplice lo golpearon con los puños, los pies y las armas, y le apoyaron el cañón del revólver en las piernas, mientras le manifestaban “te voy a dejar inválido, vos ya sos el tercero”.

Raúl Esteban Maureira está condenado a 12 años de prisión por secuestros virtuales ocurridos en Cipolletti. En mayo, el mismo tribunal lo condenó a seis años de prisión por quedarse con casi 14.000 pesos producto de una extorsión telefónica. En ese momento, ya tenía otra sentencia unificada de 7 años y nueve meses de cárcel por varios robos calificados.

Sobre Maureira todavía pesan los cuatro años y ocho meses de prisión que le aplicó la Cámara Segunda en abril, aunque ese fallo todavía no está firme.

Maureira admitió su responsabilidad en los tres hechos que le reprocharon y fue sometido a un juicio abreviado. En ese momento le imputaron dos extorsiones consumadas y una tercera en grado de tentativa. Esos hechos ocurrieron en abril de 2012 y tras varios llamados Maureira logró hacerse de 14.000 pesos que le entregó la víctima a cambio de asegurarse su vida y la de sus familiares.

Gustavo Javier Carrasco, está acusado de balear a dos personas en la mañana del 14 de febrero de 2009. En juicio abreviado aceptó su responsabilidad y admitió una condena de dos años y medio de prisión. La pena establecida para Gustavo Javier Carrasco , de 23 años, se sumó a los 10 años y 2 meses de cárcel que ya acarreaba a raíz de otras varias condenas unificadas, lo que se fijó en un total de 12 años y medio de cárcel.


Comentarios


Seguí Leyendo

Se fugaron cuatro internos del Penal de Viedma