Seguirá abierto el proceso para saber si la exjueza se apropió de un bebé

Quedaron imputados por sustracción de menores, supresión de identidad y falsificación de documento público. Hay cuatro meses para la elevación a juicio.





La Justicia neuquina rechazó los planteos de prescripción y dio continuidad a la investigación por robo de bebés en la que está involucrada la exjueza de Paz de Junín de los Andes, Raquel Briceño. Ella y su marido, Rodolfo Manzini, quedaron imputados por sustracción de menores, supresión de identidad y falsificación de documento público en la audiencia de formulación de cargos realizada ayer en esta ciudad.

Además, el juez de Garantías Jorge Criado prohibió a ambos imputados salir del país y acercarse a la denunciante del caso, su propia hija Sonia Manzini, como así al resto de las personas que dieron testimonio durante la instrucción de la causa en el fuero Federal.

El jefe del Ministerio Público de la IV circunscripción judicial de Neuquén, el fiscal Fernando Rubio, tiene ahora un plazo de cuatro meses para definir si pide la elevación del caso a juicio.

El tercero de los acusados por la falsa inscripción de Julio Manzini en 1976 como hijo natural de Briceño y Manzini, el médico Orlando Sandez, estuvo ausente en la audiencia porque debía someterse a un tratamiento quirúrgico cerebro vascular, según certificados aportados por el defensor oficial que le fue designado, por lo que se programará una nueva cita para formularle los cargos.

Los argumentos de la defensa para dar por concluida la causa fueron desestimados por el juez Criado, al exponer sobre la base de jurisprudencia que “el plazo de prescripción corre a partir del juicio de certeza, que es el análisis de ADN, que permite comprender a la víctima que vivió en un estado de frustración y engaño, sustraído de su nombre y el resto de los derechos personalísimos que tiene toda persona”.

Fue a fines de agosto de 2015 que Julio Manzini obtuvo los primeros resultados de una muestra de ADN que confirmaban que no tenía lazo sanguíneo con Sonia Manzini, su hermana. Ella, “harta de vivir en la hipocresía” según dijo, le contó cómo fue que lo llevaron hasta su casa cuando ella tenía 10 años. En el mismo 2015 impulsó la denuncia en la Justicia Federal (ver aparte).

En marzo de 2016 se comprobó la filiación de Julio con Alicia Cifuentes, quien había dado a luz a su primogénito en el alejado paraje Pucará, cerca del lago Lacar, cuando era joven.

Cifuentes estuvo ayer en la sala donde se le formularon cargos al matrimonio Briceño-Manzini, y se presume que se incorporará como querellante en la causa.

La denuncia había sido tomada por la Justicia Federal en la presunción de que la apropiación estuviere vinculada al terrorismo de Estado que tuvo lugar durante la última dictadura militar en el país, pero ello fue descartado y las actuaciones fueron derivadas a la Justicia neuquina.

Alicia Cifuentes, la madre biológica de Julio, estuvo presente en la audiencia de ayer. No se descarta que se presente como querellante.

¿Cómo continúa

la causa?

El matrimonio Briceño-Manzini quedó imputado tras la audiencia de formulación de cargos, al ser rechazos los planteos de la defensa de extinción y de prescripción de la acción penal.

La fiscalía tiene 4 meses (prorrogables) para investigar y decidir si pide elevar la causa a juicio oral. Puede pedir informes y entrevistar testigos.

También pueden presentarse querellantes en calidad de víctimas. Antes de la posible conformación de un tribunal de enjuiciamiento, se realizará una audiencia de control de acusación.

En el expediente de la Justicia Federal quedó probado que Julio Manzini no es hijo biológico del matrimonio, por lo que eso ya está fuera de discusión.

Datos

Alicia Cifuentes, la madre biológica de Julio, estuvo presente en la audiencia de ayer. No se descarta que se presente como querellante.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Seguirá abierto el proceso para saber si la exjueza se apropió de un bebé