Segundo «saque» de Becker

La ex estrella alemana del tenis celebra en St. Moritz su nueva boda, el próximo viernes. La boda se realizará bajo las más estrictas medidas de seguridad.

Segundo «saque» nupcial para Boris Becker: la ex estrella alemana del tenis le dar  el s¡ quiero a su novia Sharley «Lilly» Kessenberg el próximo viernes en la rom ntica localidad de St. Moritz, en Suiza.

Entre los asistentes a la espectacular boda figuraran el pr¡ncipe Alberto de Mónaco, el «Kaiser» Franz Beckenbauer, los hermanos boxeadores Vitali y Vladimir Klitschko, el popular presentador de la television alemana Thomas Gottschalk y la ex campeona del mundo en nataci¢n Franziska van Almsick.

Mientras que el secreto mejor guardado sigue siendo el del vestido de la novia creado por la diseñadora Carolina Herrera, las mujeres debern ir vestidas de rojo y los hombres de smoking, por expreso deseo de la pareja.

La fiesta en St. Moritz, lugar en el que cada año pasa sus vacaciones la prominencia europea, tendrá  lugar en el hotel de cinco estrellas Badrutts Palace, donde se ofrecerá  un menú de cuatro platos más el pastel de boda.

Dos de los testigos del ex tenista de 41 años serán sus hijos Gabriel, de 15 años, y Elias Balthasar, de nueve años, fruto del matrimonio con su primera esposa, Barbara Becker. Tambien para Sharley, de 32 años, ser  su segunda boda.

Becker hab¡a cortado con ella por un mensaje de teléfono móvil para comprometerse poco después con la modelo Sandy Meyer-W”lden. Sin embargo, sólo 83 d¡as después rompieron el compromiso, tras lo cual, Becker regresó con Lilly y le pidió matrimonio la pasada Nochevieja.

El triple campeón de Wimbledon, que en los últimos ocho años, después de su polémica separación de Barbara, se ha dejado ver regularmente con diferentes novias, ha intentado desde el comienzo de los preparativos de su segunda boda hacer de ella una escenificación mediática.

De hecho, anunció su compromiso con Lilly en directo desde el popular programa de la televisión alemana «Wetten, dass…?». Y no se quedó ah¡.

Desde hace unos meses informa sobre su vida privada en su propia cadena de televisión por Internet y hará lo mismo con su boda, aunque sólo dos medios están autorizados para ello: la RTL tiene los derechos de transmisión y la revista «OK!», los de impresión.

En St. Moritz se pide máxima discreción. «Nos alegramos mucho de que Boris Becker haya elegido St. Moritz para casarse, pero no vamos a dar más información», dijo la directora de Relaciones Públicas del Palace, Eva Reinecke.

Su manager de marketing y comunicación, Isabelle Kessler, ya ha avisado que la boda se realizar bajo las más altas medidas de seguridad. 

DPA  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora