Sigue el conflicto tras la muerte del obrero



NEUQUEN (AN) - "Vamos a mantener la protesta hasta que la empresa nos garantice las medidas de seguridad que hoy no tenemos para desarrollar nuestro trabajo y hasta que la justicia determine responsabilidades. Este no fue un accidente más, se murió un compañero", dijo Lucas Malaspina, el delegado de los trabajadores del matadero de Senillosa, que se niegan a trabajar y mantienen bloqueado el acceso al establecimiento tras el fallecimiento de un operario, cuando realizaba su trabajo.

El interventor del Sindicato de Trabajadores de la Carne de Neuquén, Jorge Andrade, informó que hoy a las 11 concurrirán a una reunión conciliatoria convocada por la Subsecretaría de Trabajo. "Nosotros sólo queremos que se garantice la seguridad de los compañeros. Nuestro interés es que mañana -por hoy- en la reunión estén los representantes de la empresa", dijo Andrade, a través de una comunicación telefónica desde Viedma.

El gremialista es el secretario general del gremio en Río Negro e integra la Federación Argentina de Trabajadores de la Carne.

"Río Negro" intentó hablar con referentes de la empresa, pero no fue posible y quedó pendiente el contacto para hoy.

Como se publicó ayer, el accidente ocurrió el sábado, intervino la justicia, se allanó la planta del parque industrial de esa localidad y se detectaron "precariedad e irregularidades".

La víctima, Gustavo Sanhueza de 33 años, fue alcanzado por vapor de un digestor que le quemó el 90% del cuerpo. "Este accidente colmó el vaso, pero ya habíamos denunciado otros", dijo Malaspina.

El delegado señaló que tuvieron contacto con el referente de la empresa en la mañana del martes, quien en forma escrita les informó que no podían acceder al pedido de separar a tres empleados, como ellos piden, porque el caso está en manos de la justicia.


Comentarios


Sigue el conflicto tras la muerte del obrero