Siguen sin designar docentes en algunos secundarios neuquinos

El CPE todavía no normalizó el dictado de clases. Diez colegios de la capital y el interior reclamaron cargos

NEUQUEN (AN).- A más de un mes del inicio del ciclo lectivo las autoridades del Consejo Provincial de Educación (CPE) siguen sin poder normalizar el dictado de clases: aún hay colegios secundarios de esta capital y del interior que esperan el desdoblamiento de cursos y la creación de cargos para comenzar a funcionar en condiciones óptimas, mientras que otros no pudieron iniciar el dictado de clases.

Al igual que el ciclo lectivo anterior, el actual también comenzó con dificultades. Pero a diferencia de 2003 los problemas no están centrados principalmente en las condiciones de los edificios, sino en la falta de cursos y profesores.

En rigor, en el transcurso de esta semana la vocalía gremial del Consejo Provincial de Educación recibió el reclamo de al menos diez colegios de esta capital y del interior que solicitaron el desdoblamiento de cursos y la creación de cargos docentes.

«Se trata de establecimientos que están dando clases con más de 40 chicos por curso, motivo por el cual necesitan crear uno nuevo», indicaron desde la vocalía. «Y a hacer este desdoblamiento es necesario crear los nuevos cargos docentes, algo que aún no se ha definido», agregaron.

El CPE dispone del 5% de su presupuesto anual para la designación de docentes en cada período escolar. Este año hubo un crecimiento de la matrícula superior al 10% en comparación al anterior en el nivel medio.

Sin embargo, y pese a que desde distintos sectores de la comunidad educativa advirtieron que habría dificultades, el presidente del organismo, Roberto Cacault, no realizó las designaciones.

Entre los colegios afectados figuran los CPEM 40, 46 y 53 de esta capital. Se suman el 51 y 56 de Plottier, el 50 de Centenario y el 10 de Loncopué entre otros, según el detalle suministrado por la vocalía.

Tanto la creación de nuevos cursos como la designación de docentes para éstos se focalizó en los primeros años. «Primero y tercer año son los que mayores problemas están teniendo», explicaron desde la vocalía. «Estas cuestiones pusieron en evidencia que el comienzo de las clases no fue bajo un clima de normalidad como indicó el Cacault», señalaron.

A la falta de cursos y profesores se sumó la suspensión de clases en algunos colegios, como fue el caso del CPEM 73, ubicado en el barrio Progreso de la capital.

Los alumnos del establecimiento no pudieron comenzar el ciclo lectivo debido a que no cuentan con un edificio en condiciones para hacerlo. Si bien el CPE alquiló un lugar para su funcionamiento, los padres se opusieron debido al estado en que se encontraban las instalaciones.

Incluso decidieron recurrir a la Defensoría del Menor y el Adolescente para que intervenga y busque una solución.

En paralelo, criticaron al director de Nivel Medio de la cartera educativa, Carlos Bonsagüe, a quien acusaron de no dar respuesta al reclamo que le plantearon.

Este no es el único colegio del nivel medio que tuvo dificultades. Además en el nivel superior, también se registraron inconvenientes.

El Instituto de Formación Docente 5 y 6, de la capital y Plottier respectivamente, figuran en el listado de establecimientos afectados en ese nivel.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora