#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Sin decisión en EE. UU. por el embargo de bonos

Escucharon a las partes pero no hubo definición.



NUEVA YORK/BUENOS AIRES.- La Corte de Apelaciones de Nueva York no tomó ayer una decisión sobre los bonos argentinos embargados a pedido de un fondo buitre, luego de escuchar en una audiencia a las partes en litigio, donde los representantes de Argentina plantearon que el congelamiento de estos títulos impide efectivizar el canje de la deuda en default.

La decisión de la Corte del Segundo Distrito neoyorquino pasaría para la semana próxima, aunque algunas fuentes señalaron que podría demorarse hasta un mes, mientras que otros voceros que siguen el caso consideraron "previsible" que los jueces no adoptaran ayer una postura "debido a la relevancia de la operación".

Esa "previsibilidad" también era aguardada en el Palacio de Hacienda, donde luego de la decisión de la Cámara estadounidense indicaron que "todo se dio dentro de los carriles normales y esperados".

Los tiempos son cruciales para Argentina, ya que tiene postergada desde el 1 de abri la emisión de los nuevos títulos para el 76,15% de los bonistas que aceptaron la reestructuración.

Esa fue precisamente, la principal argumentación que introdujo ayer el abogado de Argentina, Jonathan Blackman, ante el tribunal integrado por dos republicanos y un demócrata, los jueces federales Jon Newman, Joseph Maclauhlin y Peter Hall, que convocaron la audiencia para escuchar a las partes.

Blackman, de la oficina neoyorkina de Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, insistió además con el fundamento que había planteado al juez federal de primera instancia Thomas Griesa, ante quien se inició la demanda, de que los títulos por 7.000 millones de dólares embargados, depositados en el Bank of New York, pertenecen a los bonistas que adhirieron al canje de la deuda y no al Estado argentino.

Según expuso a los jueces Charles Fried, el abogado de NML, fondo al que pertenece Elliot, Argentina podría continuar con la transacción si lo quisiera y sostuvo que la postergación de la efectivización del canje "es simplemente una medida táctica".

El fondo Elliot, que pertenece al multimillonario Kenneth Dart, tiene 700 millones de dólares en bonos en default que rechazó canjear bajo la propuesta de reestructuración del Gobierno.

Dart adoptó con Argentina la misma actitud que tuvo con acuerdos anteriores entre acreedores y Brasil y Ecuador en la década de los noventa, con la intención de recuperar más de su inversión que los bonistas que aceptaron las condiciones iniciales ofrecidas por los gobiernos.

En caso de no prosperar su demanda, Dart irá tras otros activos de Argentina, según David Rivkin, también abogado de otro de los fondos controlados por el multimillonario, citado por la agencia Bloomberg.

 

(DyN y Télam)

"A la Argentina no le será fácil"

"Creo que Argentina prevalecerá, pero no le será fácil. Hay fuertes argumentos legales y emocionales en ambos lados", dijo en una entrevista telefónica con AP, Anna Gelpern, abogada especializada en reestructuración de deuda en el Instituto de Economía Internacional de Washington.

La confianza sobre que la resolución del caso favorezca a Argentina prevalece también en el Gobierno, que envió a presenciar la audiencia a uno de los hombres de más confianza del ministro de Economía, Roberto Lavagna, el secretario de Coordinación, Leonardo Madcur. "Tenemos confianza en destrabar el canje de la deuda", dijo a los periodistas. (DyN)


Comentarios


Sin decisión en EE. UU. por el embargo de bonos