Sinceramente Vaca Muerta



La grieta entre el kirchnerismo y el macrismo tendrá una segunda prueba para Neuquén en las elecciones generales por la política petrolera.

Vaca Muerta estará por segunda vez en el año en medio de un fuego cruzado electoral. Y parece que será víctima de la misma ecuación. En el primer round, en Neuquén, se la usó como amenaza ante el armado kirchnerista: un triunfo de Ramón Rioseco espantaría las inversiones extranjeras. Ahora, de cara a las generales, ese relato se refuerza: el mejor posicionamiento en las encuestas de la expresidenta Cristina Kirchner y parte del contenido de su reciente libro “Sinceramente”, podría provocar una estampida de compañías internacionales.

“Cristina es mala palabra en Estados Unidos”, lanzó un alto funcionario del gobierno provincial el jueves pasado en los pasillos de las VI Jornadas de Energía organizadas por “Río Negro” en las que expusieron referentes de primer nivel de la industria petrolera nacional.

La referencia parece una conclusión de la reciente visita del gobernador Omar Gutiérrez por Norteamérica.

Sin embargo, se emparenta con las explicaciones que desde el oficialismo nacional otorgaron al movimiento sísmico que la economía y las finanzas mostraron esta semana.

“Son los mercados alterados por un crecimiento del kirchnerismo en las encuestas”, se repitió desde las capilaridades digitales.

Como les gusta decir a propios y ajenos, Vaca Muerta es una realidad. La frase explica poco. Sin embargo, refiere, en líneas generales, a que los recursos enterrados a unos 3.000 metros bajo la superficie son económicamente extraíbles y así lo demuestran los números: el 30% del gas y el 15% del crudo del país son no convencionales.

En el MPN hay posiciones opuestas aunque no se descarta que se apoye la postura contraria a la expresidenta para evitar riesgos de confianza.

De todos modos, el shale neuquino enfrenta otra realidad que puede lastimar el ego criollo y neuquino: la escala nacional no justifica el desarrollo total de la formación Vaca Muerta.

Hay coincidencias en trazar que el negocio para desarrollar los no convencionales cerrará cuando se consolide un mercado internacional que sea atractivo para las compañías.

Solo así llegarían los 10.000 millones de dólares anuales durante una década que se necesitan para revivir la vaca.

El gas ya tuvo pruebas de exportación, pero encontró una encrucijada: la sobreoferta durante el verano hunde el precio por debajo de un piso con el que no se pagan los costos de extracción.

En la vereda opuesta está el crudo con un excelente precio internacional y bajos costos por barril, sin embargo, con la contención de precios en surtidores que persigue el gobierno pese a la liberación de este mercado y la falta de escala para exportar, puede terminar en una bomba de tiempo doméstica.

Cabe preguntarse hasta qué punto se trata más de posiciones ideológicas que de una política del sector.

A juzgar por los hechos ambos polos, el kirchnerismo y el macrismo, mostraron ciertas similitudes. El actual gobierno aplicó retenciones a las exportaciones y modificó un esquema de subsidios a mitad de camino que ahora lo llevará a la Justicia. Una de las grandes diferencias fue el traslado de las tarifas que se hizo hacia los usuarios. Porque más allá de las pretensiones empresariales, en definitiva, quienes votan son los ciudadanos argentinos.

Con este cuadro de situación no es difícil imaginar a un MPN militando contra la candidatura de la expresidenta o cualquier referente de su espacio.

Pese a que al interior del partido hay posiciones opuestas, saben, también por sus relaciones con los inversionistas extranjeros, que los problemas del modelo económico del macrismo son una pésima noticia para Vaca Muerta.

En paralelo las compañías petroleras anotaron esta semana como una derrota el fallo del juez neuquino Gustavo Ravizzoli que absolvió a seis integrantes de la comunidad Campo Maripe, que reclama 11.000 hectáreas, por una denuncia de usurpación.

Desde la vereda de enfrente celebraron la resolución con una vaca asada.


Comentarios


Sinceramente Vaca Muerta