Sobreseen a funcionario por la muerte de un menor

Erick tenía 9 años y terminó electrocutado mientras jugaba en un acopio de cenizas volcánicas. En el lugar no había medidas de seguridad pese a la advertencia del EPEN y un accidente.




#

Cerca de la montaña de cenizas volcánicas se encontraba la línea de media tensión.

VILLA LA ANGOSTURA (AVLA).- El juez del Juzgado Multifueros de esta localidad, Jorge Videla dictó el martes el sobreseimiento de cuatro de los cinco imputados por la muerte de Erick Fermin (9), quien murió electrocutado el 29 de febrero de 2012 cuando jugaba sobre un acopio de cenizas volcánica ubicado en pleno centro de la localidad. Fue sobreseído del cargo de “homicidio culposo” el ex coordinador de la Unidad Ejecutora local para la remediación de La Angostura, y actual presidente del EPAS, Mauro Millán, y los supervisores de obra de la UEP, Fabio Huarte, Roberto Yarcho y Guillermo Larghi. En tanto el técnico de seguridad e Higiene contratado, Andrei Nicolás Trejsvoiakov fue procesado por el delito de homicidio culposo. De las pericias y las declaraciones testimoniales el juez da por probado que no había cartelería, vallado ni señalización de seguridad que requiere ese tipo de obras. Tampoco señalización preventiva respecto del tendido eléctrico. En el lugar ya se había producido un accidente con una máquina vial cuando trabajaba en el acopio y que al tocar el cable produjo un cortocircuito. En el expediente consta que en septiembre del 2011, más de cinco meses antes del hecho, el jefe del EPEN local, Javier Abraham había enviado una nota al coordinador de la UEP, Mauro Millán solicitándole “tome los recaudos de la proximidad con la que trabaja sobre la línea de 13,2 Kv (…) Debería trabajar a 5 metros alrededor de la línea como zona segura”. El juez entendió que la responsabilidad sobre las medidas de seguridad en las obras correspondía, únicamente, al técnico contratado para tal fin. Por esa razón, decidió imputarlo y desvincular al resto de los funcionarios. Según el juez, la responsabilidad de los supervisores se circunscribía las tareas de traslado y acopio de cenizas, y en el mismo sentido, pero en un nivel jerárquico superior, el ingeniero Millán. Pese a la nota y al antecedente, ni Millán ni ningún funcionario ordenó medidas preventivas. En la resolución Videla señala que según la documentación secuestrada, el técnico había diagramado efectivamente las políticas de seguridad e higiene, pero que en virtud de los resultados, no fiscalizó que se cumplieran, como lo requería su cargo. Según el informe de Bomberos de la Policía de Neuquén, atendiendo el incidente previo y la cercanía del acopio en la línea de media tensión, deberían haber adoptado varias medidas de seguridad, entre ellas, “tensión nominal y emplazamiento de la línea, no variar la altura de seguridad; demarcar una zona de prohibición previo análisis de altura máxima que puedan alcanzar los vehículos”, dice en su escrito el juez.


Comentarios


Sobreseen a funcionario por la muerte de un menor