Alerta por falta de camas de internación en Neuquén

La capacidad de las terapias intensivas está en un 93%. Hoy reabre el DUAM como espacio de internación para pacientes moderados. En el norte la situación es crítica.





Ayer el parte que indica los contagios de Covid-19 marcó que la ocupación de camas de terapia intensiva en la provincia de Neuquén está en un 93%, tanto en el sector público como en el privado. Pero la situación de falta de camas no se limita a la terapia intensiva. Hoy reabre el espacio DUAM como centro de internación para pacientes con cuadros moderados de coronavirus. Médicos de la zona norte de la provincia expusieron que la ocupación de camas de terapia intensiva está al límite y que hay pacientes en la guardia externa esperando la internación.

Alejandro Ramella, el subsecretario de Salud, anunció que el centro reabrirá con 20 camas con oxígeno para pacientes con cuadros moderados, pero adelantó que tanto la complejidad como la cantidad de camas podrían ampliarse de ser necesario. Precisó que el lugar tiene una capacidad máxima de 40 camas con oxígeno y 150 camas en total.

«Hoy se reabre el DUAM para pacientes de leve a moderada gravedad. Inicialmente arrancamos con 20 camas con oxigeno, con la posibilidad de ampliarlo. Armamos un equipo, con la misma lógica que se hizo previamente, tenemos el centro coordinador de camas, que desde ahí coordina los traslados de los pacientes, lo que garantizamos es la cobertura las 24 horas. Dependiendo la cantidad de camas, depende el personal que se necesita», explicó el funcionario en declaraciones a LU5.

Y remarcó: «buscamos descomprimir las guardias de los hospitales donde concurren pacientes que muchas veces no necesitan cuidados en clínica médica».

En Neuquén hay 14.600 pacientes transitando la enfermedad y Ramella subrayó que «la gran cantidad de pacientes tenemos es ambulatorio» pero reconoció que «día a día lo que vamos viendo es un crecimiento de la cantidad de pacientes que se van internando en las distintas salas».

En ese sentido explicó que «venimos incrementando día a día la capacidad de estas unidades covid» y con el «salto» de ayer se está trabajando en la ampliación de camas, tanto con la apertura del espacio DUAM como trabajando con el sector privado.

Respecto de la curva de contagios, Ramella señaló que «vemos que hay una estabilidad en los últimos días», pero reconoció que «todavía tenemos pendientes algunos eventos sociales que pueden hacer que esta curva tenga una especie de serrucho, por momentos ascendente y que pueda volver a descender».

El funcionario también destacó la importancia de la vacunación en medio de la situación epidemiológica. «Lo que esta sucediendo ahora es producto de la campaña de vacunación, el 84% de la población en Neuquén cuenta con esquema completo y el 52% ya se aplicó la dosis de refuerzo», contó.

Y destacó: «el 70% de los internados son personas no vacunadas o con esquemas incompletos» y «el 100% de los fallecidos en los últimos 20 días no tenía el esquema completo o no había recibo vacunas».

Por su parte, el gobernador Omar Gutiérrez resaltó que “la vacunación no termina con la primera y segunda dosis”.

También el  mandatario se refirió a lo informado en los partes, donde según el reporte provincial de ayer la ocupación en UTI es del 93%. «En las UTI, no solo es Covid. De cada 10 camas, 2 o 3 son pacientes Covid. O sea la mayoría no es por Covid. Sino por otras causales», señaló Gutiérrez y agregó que es un dato sobre 160 camas y que la provincia tiene una capacidad de ampliar a 220 camas.

«Sábana bastante corta» en el norte neuquino

El médico clínico de Chos Malal, César Castro, trabaja en la internación del hospital local y describió que tienen “una sábana bastante corta”. Se refería a la falta de terapia intensiva en el norte neuquino, una situación que generó mucha preocupación durante las olas de contagio anteriores.

Castro, en diálogo con Am Cumbre, aclaró que aunque durante la segunda ola llegaron a tener pacientes ventilados, el hospital es de complejidad media a pesar de ser cabecera de la zona sanitaria. Explicó que por la falta de personal solo pudieron habilitar 20 camas de las 24 que tienen y que hay pacientes en la guardia externa esperando la internación. Agregó que ayer eran cuatro y que es una situación de todos los días

“No es que no hemos dado respuesta, pero la respuesta ya está al límite, más no podemos extender”, resaltó el médico.

También como parte del panorama, contó que se “testea menos” pero es que parte de los criterios que se aplican a nivel nacional. Según la última decisión de Salud, solo se testea a personas mayores de 60 años, de grupos de riesgo y personal sanitario. Sin embargo, según Castro, además faltan reactivos.

El médico hizo especial hincapié en lo que sucede en Las Ovejas, donde la semana pasada se realizó la fiesta de San Sebastián con miles de peregrinos. Contó que uno de sus colegas de esta localidad le dijo que solo tenía siete test rápidos: dos para Manzano Amargo, dos para Varvarco y tres en ese hospital, por lo que publicaron que los reservaban para las personas en estados más graves.

Andrés Otero, médico de Las Ovejas, confirmó esto y agregó que tuvieron que suspender los consultorios para instalar camas, convertidos así en la internación de guardia. Las otras salas de internación dejaron de estar divididas por género y edad, para ser mixtas y tener calificaciones: «Covid 1, Covid 2, 3 y 4».

Otro punto que cuestionó Castro es que las estadísticas no relevan la cantidad real de casos. Ejemplificó que si un paciente le dice “tengo fiebre, diarrea y vómito, son dos síntomas, listo, usted es Covid positivo, pero también puede ser una gastroenteritis. Entonces dentro de un mes esta persona puede volver con los mismos síntomas, o tener fiebre y dolor de garganta y ¿qué, lo voy a volver a notificar dos veces que tuvo Covid?”.

Para el médico, esta falta de conocimiento real de la cantidad de positivos se agrava porque la mayoría de la gente que tiene síntomas compatibles no lo notifica a un centro de salud para que se lo compute.
La realidad es que las internaciones están llenas”, sentenció.

Finalmente lamentó que no están “pudiendo atender a los pacientes no Covid” porque “se está haciendo muy larga esta enfermedad (…) se infarta más la gente, tiene más ACV, porque no los estamos pudiendo controlar”.

Ayer tuvimos que suspender los consultorios»,

indicó el médico de Las Ovejas, Andrés Otero.

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Alerta por falta de camas de internación en Neuquén