Aniversario de El Bolsón: Lúpulo, la otra joya de la región

La zona del Paralelo 42 proporciona un producto de alta calidad para los elaboradores de todo el país.

Con la incorporación de tecnología, equipamiento y nuevas variedades, los productores de lúpulo de El Bolsón transitan un buen momento en su actividad que llega a producir 240 toneladas cada temporada de cosecha.

La época de la cosecha del lúpulo comienza a mediados de febrero en las chacras más cercanas al lago Puelo, donde el clima es más cálido, sigue hacia fines de mes en la zona de los nogales y termina en marzo en las plantaciones de Mallín Ahogado. Por eso es habitual en ese mes la celebración con la Fiesta Nacional del Lúpulo, que este año se suspendió por el coronavirus, y el Festival de la Cosecha de Lúpulo que organizan los productores y tiene fecha para el 26 y 27 de febrero.

“Mejoramos la producción, tenemos nuevas variedades y maquinaria lo que nos permite generar más kilos y mejorar el precio”, detalló Klaus Leibrecht, propietario de Lúpulos Patagónicos uno de los cinco productores de este “oro verde” en la comarca, que se dedica exclusivamente a abastecer a las cervecerías artesanales y exporta a Brasil y Estados Unidos.

El productor destacó que en la zona hay unas 120 hectáreas de lúpulos y se diferencian de otros producidos en otras partes del mundo por la “alta calidad” del producto que se genera por las condiciones especiales de la zona y que “nos permite competir con cualquier otro”.

La actividad comenzó en El Bolsón en la década del ‘50 con muchos altos y bajos y se reactivó con fuerza con el auge de la cerveza artesanal: “Tenemos que agradecerles a ellos que nos permiten ser sustentables, predecibles y trabajar mucho mejor”, resaltó Leibrecht.

El 26 y 27 de febrero se realiza el festival de la Cosecha del Lúpulo, donde los productores abren sus chacras para mostrar el proceso de la planta desde el campo hasta su incorporación en la cerveza.

El productor, que tiene 30 años en el rubro, señaló que es condición ideal “no tanto la tierra sino el clima. Se dan condiciones especiales como días largos de 16 horas de luz en verano, resguardo de las heladas, poco viento, baja humedad, lluvia en invierno y no tanto en verano, y amplitud térmica importante, tenemos un día de 32°C y a la noche baja a 5°C”, detalló.

Estas condiciones las otorga el Paralelo 42° y según Leibrecht se dan características similares en los paralelos que atraviesan Sudáfrica y Australia, y Estados Unidos, Alemania y Bélgica en el hemisferio norte, donde también se produce lúpulo.

En El Bolsón las plantas llegan a tener una altura de 5 a 6 metros y en esta época están en su máximo esplendor.

Los productores de lúpulos mayoritariamente ofrecen su cosecha a la industria y a los cerveceros artesanales. El mercado fuerte está en Bariloche, donde la fabricación de cerveza artesanal es muy importante, en Buenos Aires, Córdoba, La Plata, Mar del Plata y Mendoza, que son también ciudades grandes donde se multiplican las fábricas artesanales.

El Bolsón tiene unas 120 hectáreas cultivadas con lúpulo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios