Bajó la deserción escolar a nivel nacional: Río Negro destaca la nueva escuela secundaria

Un informe de la organización Argentinos por la Educación resalta que el abandono de la escuela en secundaria cayó un 9,3% en los últimos cuatro años. En Río Negro, la permanencia escolar aumentó un 73,21% desde 2017 al día de hoy.

Un informe de la organización Argentinos por la Educación da cuenta de que la deserción escolar en secundaria cayó un 9,3% en los últimos cuatro años. En 2018, el 24,4% de los estudiantes de 17 años había abandonado la escuela. Cuatro años después, esa cifra descendió al 15,1% entre los estudiantes que tenían 17 años en 2022.

Desde el Ministerio de Educación de Río Negro consideraron que la provincia marcha en esa dirección con muy buenos resultados, gracias a la reforma de la escuela secundaria en 2017.

Agustina Erpen, subsecretaria de Innovación, Calidad y Planeamiento Educativo, aseguró que la permanencia escolar en la secundaria aumentó un 73,21% en Río Negro desde 2017 al día de hoy.
A modo de ejemplo, 7.210 chicos ingresaron a primer año en 2018. Esa misma camada alcanzaba los 7263 estudiantes en 2019; fueron 7.184 en 2020; 6796, en 2021 y en 2022, llegaron a quinto año 6.352 estudiantes. «La matrícula no se desgrana como sucedía años anteriores», reflexionó Erpen.

Consideró que, a partir de la transformación de la escuela secundaria rionegrina en 2017, hubo «un cambio sustantivo en el sostenimiento de la matrícula de la escuela secundaria». «Teníamos muchos ingresantes en primer año y pocos estudiantes llegaban a quinto para titular. La escuela rionegrina cambió este dibujo», señaló la funcionaria.

Planteó que «la nueva escuela», al proponer un formato más dinámico, modificó el paradigma de las trayectorias educativas en la secundaria. «La secundaria tradicional anterior pensaba las trayectorias de manera teórica y, si alguien repetía, repetía todo el año. Esto fue en desmedro de los estudiantes. Repetías y tenías que volver a hacer asignaturas que ya habías aprobado. La escuela rionegrina reordena todo eso«, afirmó.

De esta forma, especificó, se reorganizan los saberes en áreas de conocimiento ya que los docentes trabajan articuladamente en saberes interdisciplinarios. «El ciclo básico tiene cuatro cuatrimestres y vas acreditando unidades curriculares que corresponden a cada espacio. No repetís sino que continuás la trayectoria readecuando la trayectoria educativa. Justamente la propuesta pedagógica es la finalización de saberes«, dijo.

Sobre los buenos resultados que parece arrojar la reforma en la escuela rionegrina, Erpen aseguró que otras provincias «la miran de cerca para avanzar en el mismo sentido».

«Incluso -sostuvo- se ha jerarquizado la tarea docente que concentra sus horas en una escuela (a lo sumo, dos). Los cargos de 25, 16 y 9 horas permiten incluso planificar entre colegas y hay tutores que acompañan a los estudiantes».

Respecto a la calidad educativa y las condiciones para acceder a estudios terciarios o universitarios, Erpen planteó que «los saberes hacia la educación superior no es algo nuevo sino de larga data«. Por eso, se trabaja con la Universidad Nacional de Río Negro en el pasaje de los saberes adquiridos en la secundaria a los que se requieren en la universidad.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios