Bariloche bajo humo: «Necesitamos un Estado fuerte, como lo hacen todos los Estados del mundo»

Un nuevo incendio se desató en la cordillera, en Parque Nacional Nahuel Huapi. Enrique Viale, especialista en medio ambiente advierte que el Estado lejos de retirarse debe afianzar su presencia para hacer frente a las consecuencias del cambio climático.

Enrique Viale es abogado ambientalista y traza una conexión entre el debate por el proyecto de Ley Ómnibus que se debate en el Congreso de la Nación y los incendios que se desataron en cordillera. En estos momentos hay humo y brasas encendidas en tres incendios: uno que se originó la mañana del domingo en la estancia de La Rinconada, cerca de Junín de los Andes que ya se encuentra controlado. Otro en Parque Nacional Los Alerces en Chubut que ya se contabilizan más de 3 mil hectáreas arrasadas por las llamas. Y el último, el de hoy, que se desarrolla a pocos kilómetros de Bariloche en el Brazo Tristeza del Lago Nahuel Huapi. Allí ya trabajan más de 30 brigadistas para apagar el fuego. Pero ¿qué conexión hay entre el rescoldo que brilla bajo bosque de Coihue y las políticas impulsadas por Javier Milei?

Enrique Viale ya dio muchas entrevistas, firmó cartas enviadas al Congreso de la Nación, dio testimonio, escribió en redes sociales y no se cansa, cada vez que pueda lo dice: «la nueva realidad es el cambio climático, lamentablemente, y hay que adaptarse a eso, y para eso necesitamos un Estado fuerte, activo, presente, todo lo contrario a lo que plantea este gobierno”.

“Necesitamos un Estado fuerte”, insiste, “como lo hacen todos los Estados del mundo, como Estados Unidos, Chile, Colombia que también está con problemas de incendios”.

El proyecto de ley Ómnibus – que ya tiene media sanción en general de la Cámara de Diputados – plantea algunas modificaciones a leyes que buscan proteger el medio ambiente. El texto propone modificaciones a la Ley de Control de Quemas, la Ley de Protección de Bosques Nativos, la Ley de Protección de Glaciares y la Ley de Régimen Federal de Pesca.

Según organizaciones ambientalistas la inclusión de estas normativas al proyecto de Ley Ómnibus no esta relacionada con las necesidades y urgencias actuales del país, y carece de justificación. Además, advierten que los cambios propuestos representarían un retroceso en los niveles de protección ambiental.

Según Viale “el proyecto de Ley Ómnibus es muy concreto en flexibilizar las acciones de quema y deroga dos normas que ahora se están tratando de imponer en Chile». Una de las normas que se busca modificar es la Ley de Quemas que introduce que las autorizaciones para fuegos deberán ser expedidas en 90 días y, si la misma no ocurriese en ese plazo, se puede considerar una autorización tácita. “Esto es una locura”, dice Viale, “porque no puede haber una autorización tácita a realizar acciones de quema, tiene que haber un rol del Estado en ese sentido, analizando y permitiendo o no ese tipo de actividades. Y más si habrá un Estado desfinanciado, ese plazo se va a vencer siempre”.

A su vez, en el proyecto de Ley Ómnibus se busca derogar artículos en la Ley de Manejo del Fuego que implicaban prohibiciones en la venta o el tipo de uso de la tierra posterior a una quema. “Esto que quieren modificar, es lo que en Chile lo están impulsando ahora a partir de los dantescos y asesinos incendios que están pasando, justamente porque hay una presión inmobiliaria sobre esos lugares”, enfatiza Viale.

Esta normativa recae fundamentalmente para tierras que no forman parte de ningún Parque Nacional, pero se sabe, el fuego avanza y no le importa si es terreno de provincia de Río Negro, Chubut o de Parque Nacional. «En realidad el Parque Nacional tiene que seguir siendo un Parque Nacional, no debería haber ningún cambio de uso de suelo», dice Viale, «pero nunca se sabe, el fuego no reconoce fronteras». Y especifica: «en principio en un Parque Nacional no se puede realizar actividades de quema con o sin autorización. Y tampoco se podría cambiar el uso del suelo, salvo que se desafecte como Parque Nacional.

Por último suma un punto a tener en cuenta en estas situación en donde se necesitan recursos para extinguir el fuego: «estamos a 5 de febrero y Parque Nacionales no tiene autoridades. Y eso hace todo mucho más lento, más difícil. Sumado al desfinanciamiento de las brigadas forestales que viene hace muchos años, pero que ahora se ve profundizado».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios