Bariloche es la ciudad de las 20 tarifas de agua, según el barrio

En la zona oeste de la ciudad las juntas vecinales se ocupan de las tomas en el lago, su impulsión hacia una altura de hasta 60 metros y la distribución. La diferencia de precios es llamativa.

La falta de prestación de servicios por parte del Estado motivó décadas atrás que muchos barrios de la zona oeste de Bariloche generen sus propias tomas de agua del lago Nahuel Huapi y distribuyeran el suministro a poco más del 11% de la población. Por eso el costo del agua potable en la ciudad varía según el barrio y puede valer el triple o más en cuestión de unas cuadras.

Una veintena de Juntas Vecinales realizan su propia prestación de agua potable. Algunas están oficializadas por el Departamento Provincial de Aguas (DPA), que autoriza las tarifas, pero no son todas ya que hay un puñado que sigue por fuera del mecanismo regulado.

Según información proporcionada por el DPA, hoy la estructura de Aguas Rionegrinas, la empresa estatal que ofrece el servicio en toda la provincia, alcanza un 89% de los usuarios registrados en Bariloche, con 37.800 cuentas (abarca el centro, este y zona sur, y algunos barrios del oeste, especialmente las urbanizaciones más nuevas).

Otros 5.100 usuarios están bajo el esquema de prestación de Juntas Vecinales mediante “concesión” del organismo de control. Entre estos se encuentran Melipal, Las Vertientes, Pinar de Festa, Casa de Piedra, Playa Bonita, El Faldeo, Cerro Catedral, Tres Lagos, Montelindo, Villa Los Coihues, Pinar del Lago, Pájaro Azul, Rancho Grande, Playa Serena, La Cascada, Nahuel Malal, Carihue, entre otros.

Menos y más

7 pesos
por metro cúbico cobra Aguas Rionegrinas ahora, antes del aumento.
21 pesos
es el valor del metro cúbico de agua en el barrio Rancho Grande, en el faldeo del Otto.

Por fuera de este sistema hay unos pocos barrios, generalmente ubicados a partir del kilómetro 14 como Lago Moreno, Jockey Club, Villa Jamaica, Península San Pedro, entre otros.

Río Negro relevó las tarifas de algunos barrios cuya prestación realizan las Juntas Vecinales y ARSA (previo al aumento autorizado esta semana). La empresa estatal, según el régimen tarifario actual, tiene un costo de 216,34 pesos de 0 a 30 metro cúbico (es decir un promedio de 7 pesos por unidad) y el costo es mayor a mayor consumo, con un máximo de 17,71 pesos el metro cúbico para más de 120.

En los barrios el consumo mínimo con cargo fijo es de 15 metros cúbicos y los valores difieren. Por ejemplo en Pinar de Festa (km 7) se aplica un cargo fijo hasta ese tope por 484,74 pesos, es decir un costo de 32 pesos el metro cúbico. En Rancho Grande (km 6 sobre el faldeo de cerro Otto) el costo es de 21,10 pesos el metro cúbico, y en Montelindo (km 6 por Bustillo) de 20 pesos por metro cúbico. A diferencia de ARSA, las juntas cobran menos a mayor consumo de agua.

Los tanques suelen romperse y es complicado repararlos. Foto: Chino Leiva

En el barrio Melipal (km 4) se da una situación particular, como presta también el servicio de saneamiento, la tarifa viene unificada y el costo de ambas prestaciones tiene un cargo fijo hasta 15 metros cúbicos de 645,28 pesos, es decir un promedio de 43 pesos el metro cúbico de los dos servicios juntos.

En Bariloche se debe bombear el agua entre 40 y 60 metros de altura y eso requiere un consumo importante de electricidad de manera diaria. Ese componente es el que mayormente incide en la tarifa de las Juntas Vecinales, sumado al valor del cloro, reparaciones, si tienen empleados propios y administración externa. La mayoría de los barrios derivan el servicio a una empresa tercerizada.

En la última semana se conoció que el DPA autorizó una suba del 53% (en dos tramos) a ARSA para toda la provincia. En las Juntas Vecinales se estima que su incremento variará entre un 10 y un 15%. El jueves en el Boletín Oficial publicó los índices para la redeterminación de tarifa del cuatrimestre de los prestadores que lo pidieron, que solo fueron 4 Juntas Vecinales de esta ciudad.

“La diferencia en las tarifas está dada por los costos. ARSA al pedir tarifa hace un promedio de los costos de toda la provincia y acá nos mata el valor de la electricidad, por eso es mucho más cara la tarifa en los barrios donde el servicio lo presta la Junta Vecinal”, admitió una referente del barrio Tres Lagos (km 14) que antes de lotearse era un camping enorme y mantuvo la toma de agua propia.

Leonor Vigetti, de la Junta Vecinal Melipal ( km 4) remarcó que ese barrio de 5.000 habitantes tiene una gran estructura “similar a un municipio” y remarcó que la tarifa es alta porque se cobran dos servicios juntos.

El esfuerzo vecinal y las inversiones

En los barrios que prestan su propio servicio de agua, hay tomas de agua, tanques y plantas de bombeo que se realizaron con esfuerzo vecinal y otras con inversión del Estado, pero hay problemas en varios sectores y reclaman inversiones para mantener el servicio.

Melipal la Junta Vecinal presta el servicio de agua desde hace seis décadas. Se inició “con esfuerzo propio de los vecinos”, resaltó la presidenta de la junta Leonor Vigetti. Hoy el barrio tiene dos bombas de agua en el lago, un sistema de rebombeo a mitad del barrio y los tanques ubicados en la ladera más arriba. El año pasado inauguraron uno de 500 metros cúbicos que se hizo tiempo atrás el municipio con fondos nacionales, pero ya presenta fisuras y piden ayuda al gobierno para adquirir uno nuevo, de menor capacidad, para poder trasladar el agua y reparar el que tiene grietas.

“Estamos en una situación de riesgo de quedarnos sin agua si se rompe el tanque”, señaló la dirigente quien estimó el costo del tanque nuevo cercano al millón de pesos, a lo que se debe sumar mano de obra e instalación.

En el barrio Laguna El Trébol, que también presta el servicio de agua potable, reclamaron el año pasado soluciones porque el gobierno hizo una captación del lago y un bombeo al tanque, pero el suministro no llegaba a los domicilios.

Los barrios de la zona también reclaman obras para mejorar el servicio de agua potable que se vio en crisis en los últimos meses por el bajo caudal del arroyo Ñireco de donde se toma el agua. En estos casos la prestadora es ARSA, pero el gobierno es quien realiza las inversiones. Un proyecto a largo plazo que traería una solución integral para este sector es la captación del lago Gutiérrez que todavía no tienen fuente de financiamiento.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios