La crisis hídrica afecta el abastecimiento de agua potable en Bariloche

Las zonas más afectadas son la Sur y Este. Esos barrios recibían agua de la captación del río Ñireco que tiene una bajante importante y las tomas de agua quedaron por encima del nivel actual. Carreras expresó su preocupación.

La crisis hídrica también afecta a la cordillera y la bajante del río Ñireco genera problemas desde hace tiempo en el abastecimiento de agua potable a los barrios de la zona Sur y Este que se nutren de ese curso de agua, por eso el gobierno pone el foco en hacer captaciones del lago Gutiérrez.

Ayer se conoció que la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) declaró la emergencia en las cuencas del Neuquén, Limay y Negro por la prolongada sequía en las cuencas y los efectos por la falta de precipitaciones, que se hicieron más evidentes este invierno con la escasez de nevadas, se multiplican en toda la región.

La gobernadora Arabela Carreras y el intendente Gustavo Gennuso hablaron de su preocupación por este problema, que se podría acrecentar en verano, y mencionaron planes de contingencia y objetivos a largo plazo.

“Además de ser un problema para los cultivos, para la nieve que este año no tenemos, es un gravísimo problema para la provisión de agua a los hogares en tiempos especialmente estivales” dijo Carreras hoy en un acto en Bariloche en el que firmó contrato para obras de infraestructura, entre ellas una mejora en la red de agua potable, en el barrio El Frutillar.

Para mejorar el servicio de agua potable se reforzaron las captaciones de agua del lago Nahuel Huapi, que cubren la zona Oeste y Centro de la ciudad. Pero el mayor problema radica en la otra mitad de la ciudad, en los barrios del Sur y Este que se abastecen del río Ñireco. “Las tomas han quedado muy por encima del nivel del agua, es muy complejo”, dijo Carreras.

“Todo el sistema se aprovisionaba del rio Ñireco y hoy ese río no tiene agua ,por lo tanto lo debemos reforzar con otras estrategias”, enfatizó.

La mandataria dijo que se está planeando un “rediseño y plan de contingencia” para el verano y que además se proyectan obras a largo plazo para revertir el problema de la falta de agua. También Gennuso reforzó esta idea de dos planes en paralelo para el corto plazo y a futuro.

Entre esas obras a futuro se incluiría la captación de agua del lago Gutiérrez, que ya se anunció tiempo atrás. Careras dijo que se trata de obras que requieren mucha inversión y puso como ejemplo que hoy firmó un convenio para mejorar la infraestructura del agua en el barrio El Frutillar por 600 millones de pesos, solo destinado a un sector.


Comentarios


La crisis hídrica afecta el abastecimiento de agua potable en Bariloche