Bautizá una ballena de Las Grutas y ganáte un paseo de avistaje embarcado

La actividad tendrá vigencia hasta el 20 de este mes. Hay 10 cetáceos para sugerir nombres

Por segundo año consecutivo se abrió un concurso para bautizar a 10 de las ballenas francas de las que, cada año, entre fines de julio y finales de octubre, visitan el Golfo San Matías. Los que sugieran los nombres que reciban más votos se ganarán un paseo de avistaje para 2 personas, que tendrá una vigencia de un año, para que lo utilicen cuándo puedan planificar el viaje.

Los cetáceos llegan en esta época para reproducirse, por eso, para aprovechar su presencia, durante la segunda quincena de este mes se abrirá una nueva temporada de avistamiento embarcado, que permitirá que vecinos y turistas puedan ver a la especie bien de cerca, mediante navegaciones que recorrerán el interior de la bahía San Antonio.

Las ‘francas’ que podrán bautizarse forman parte del catálogo que, sobre ellas, están realizando los biólogos de la Universidad Nacional del Comahue y del Centro de Investigación Aplicada y Transferencia Tecnológica en Recursos Marinos ‘Almirante Storni’ (Cimas), con el respaldo de la Fundación Félix de Azara.

Para individualizarlas se guían por el patrón que, en sus cabezas, tienen sus callosidades. Mediante este método ya identificaron a 200 de ellas, y en la actualidad procesan las imágenes resultantes de los relevamientos realizados el año pasado. Las fotografías captadas para el trabajo reúnen el compendio obtenido durante el 2019, el 2020 y el 2021. Aunque también pudieron rescatarse y sumarse al archivo algunas tomas realizadas durante años anteriores, que aportaron vecinos y aficionados a la fotografía.

“Como ocurrió durante 2022, que fue el año en el que arrancamos con la iniciativa, esta vez elegimos 10 fotos de diferentes ballenas para que la gente proponga nombres para asignarles. Luego, un jurado interdisciplinario compuesto por biólogos y prestadores de servicios decidirán entre los que se hayan sugerido, y los que resulten ganadores obtendrán un paseo de avistaje embarcado” relató la bióloga Analía Dalia, en diálogo con Río Negro Radio.

Los interesados deberán acceder a un link en el que figuran las imágenes de los cetáceos acompañadas de una breve descripción, para que, en base a alguna de las particularidades que presenten, puedan inspirarse y sugerir el nombre más adecuado para cada una. Para participar hay tiempo hasta el día 20 de este mes.

El link es https://fundacionazara.org.ar/concurso-conociendo-a-las-ballenas-de-la-bahia-2023/, y nuestras redes sociales son https://www.instagram.com/fundacionazara y https://www.facebook.com/fundacionazara”  enumeró la bióloga.

“Cada persona que participe podrá sugerir nombres para tres de las ballenas, y, una vez que se designe a los ganadores (algo que se definirá entre fines de este mes y principios de septiembre) los que se hagan acreedores al paseo náutico para dos personas tendrán un lapso de un año para poder realizarlo” señaló la mujer.

Además destacó que podrán participar interesados de todo el país e incluso del exterior. “Esta especie es un patrimonio natural y buscamos su divulgación, dar a conocer la naturaleza que nos rodea. Hasta ahora logramos captar el interés de gente de distintos lugares. En el concurso anterior, por caso, participaron personas de Misiones, Catamarca, San Juan…” enumeró la experta.

Un catálogo que crece

El catálogo de foto identificación de cetáceos del Golfo San Matías ya reúne a 200 ejemplares de la especie. Además los datos obtenidos se cruzaron con otro trabajo similar realizado en Chubut, y se hará lo mismo con uno que se elaboró en Uruguay.

Con ese cruce de datos se podrá realizar un seguimiento de los ejemplares, que tienen una amplia zona de distribución. “En breve recibiremos novedades sobre la comparación realizada en Chubut, y recién el año próximo se hará lo mismo con el catálogo uruguayo” informó la bióloga marina Magdalena Arias, que lidera el proyecto.

El equipo se completa con las estudiantes avanzadas de la carrera de biología marina Daniela Cabrera y Carla Marino, Analía Dalia desde la fundación Azara de Buenos Aires y los colaboradores Sebastián Leal, Nicolás Cetra, Candela Fernández, Franco Dorini y Agustín Baraschi.

Para armar el catálogo se fotografían las cabezas de las ballenas, y se vuelcan a un software llamado ‘BigFish’ que codifica el patrón de las callosidades que poseen, que son distintas en cada animal. Ese software fue desarrollado para identificar cetáceos en Australia por la investigadora Rebecca Pirzl y el Departamento Australiano del Sur para el Patrimonio y el Ambiente. Luego, fue cedido para facilitar el trabajo local.

“El año pasado teníamos identificadas 100 ballenas, y ahora ya son 200. Y seguirá creciendo año a año” destacó Arias.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios