Brutal ataque de un pitbull a un niño de seis años en Santa Rosa

El menor se encontraba junto a su padre y familiares cuando el animal, que se escapó de una casa lindante, fue directamente a atacarlo. Ocurrió este viernes.

Un perro de raza pitbull, tras escaparse de una casa, atacó brutalmente en una pierna a un niño de seis años este último viernes, en la ciudad de Santa Rosa, La Pampa. Producto del ataque, el menor fue trasladado a una posta sanitaria y posteriormente derivado al Hospital Lucio Molas, en donde el próximo lunes se definirá si será operado o no.

Según relató Marcos, el padre del niño atacado, al medio local Plab B, todo ocurrió cuando junto a su cuñado y sus hijos fue a visitar un terreno para hacer un presupuesto para cortar el pasto, ubicado en la calle Telén, entre Utracán y Eduardo Castex.

En ese sector, una vecina perdió el control de su perro pitbull, que logró saltar el cerco del predio donde se encontraba y fue directamente a morder al pequeño de seis años. «Lo mordió y lo zamarreaba y se llenaba el hocico de sangre«, contó, conmovido, el padre de la víctima a medios locales.

En medio de la desesperación, trataron de separar al can del niño, lo que finalmente pudo conseguir el tío del menor. Tras el ataque, el perro salió corriendo, mientras que el pequeño sufrió serias heridas en su pierna, hasta el punto «de que se le veía el hueso», según reveló su papá.

De inmediato, se le dio aviso a personal de salud para que acudiera con una ambulancia al lugar, pero de acuerdo a lo que relataron los testigos, la unidad tardó más de una hora en llegar. Por esa razón, mencionó el padre del niño atacado, decidieron acudir a una posta médica cercana, en donde se ordenó el posterior traslado al hospital central de la capital pampeana.

En diálogo con la prensa, el padre aclaró que, tras ser recibir los primeros auxilios, el pequeño deberá retornar al centro de salud el lunes próximo, para definir si se avanzará en una operación o no. Por lo pronto, aclaró, el tiempo de recuperación se extendería a lo seis meses y los médicos no descartan secuelas.

Por el hecho, se realizó una denuncia en la policía y ya se dio intervención a la fiscalía correspondiente. El perro, por su parte, no sabe con precisión si fue sacrificado o trasladado a un campo cercano para evitar nuevos ataques. «No sabemos si sigue ahí o no«, insistió el papá del niño herido.

Desde la policía señalaron que además de informar a fiscalía, también notificaron a las partes y se comunicaron con el equipo de Zoonosis.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios