El Gobierno de Neuquén pidió «más tiempo» para relevar a los chicos y las chicas que van al basural

Las defensoras de los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes le solicitaron a la subsecretaría de Familia que informe en qué condiciones viven. Justificaron la prórroga en la "búsqueda de equipos técnicos".

El Gobierno de Neuquén tendrá tiempo hasta el 10 de mayo para presentar el relevamiento de las condiciones de vida de los niños, niñas y adolescentes que concurren al basural, tanto para hacer tareas de recolección con su familia o por su cuenta, como modo de subsistencia.

Las defensoras de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes le solicitaron en marzo a la subsecretaría de Familia que prepare un informe en el que describa no sólo cuantos chicos y chicas asisten diariamente, sino cómo viven, si van a la escuela, cómo es su estado de salud. Le dieron 15 días, un plazo que vencía la próxima semana.

Las autoridades requirieron 30 días más y lo justificaron en que «se están organizando las tareas de selección, logística y capacitación del personal». También manifestaron que «se están buscando los equipos técnicos que acompañen la tarea, tanto para la confección de los formularios de relevamiento como el relevamiento en sí».

El basural está ubicado detrás del Complejo Ambiental que tiene la ciudad capital, en la zona de Colonia Rural Nueva Esperanza.

El «cachureo» no es una actividad desconocida, sino que en épocas de crisis económica aumenta el número de personas que asisten al predio, incluidas infancias y adolescencias. Hay quienes recolectan materiales para vender, otros que juntan comida para los animales que crían, están los que se llevan ropa para intercambiar en las ferias del trueque o para usar ellos mismos. Muchos pasan la noche en improvisados refugios, esperando los camiones que llegan a la madrugada.

En cuanto a los chicos, su participación implica un grave riesgo para la salud. Hubo casos de adolescentes gravemente lesionados por trepar camiones y en 2011 se produjo la muerte de uno de ellos. La asistencia al basural afecta también su trayectoria educativa, además de la exposición a situaciones abusivas o de violencia.

En función de ese diagnóstico, la mesa interinstitucional a la que convocaron las defensoras definirá un plan de acción.


La desidia «se ha profundizado»


Las trabajadoras de los centros de coordinación comunitaria y de los centros de fortalecimiento familiar manifestaron que se encuentran en una situación crítica.

Integran los equipos que trabajan con las familias más vulnerables de la ciudad de Neuquén y desarrollan una tarea preventiva, de promoción de derechos, de detección y evaluación de indicadores de riesgo.

En un comunicado que publicaron esta semana afirmaron que la actual gestión profundizó “la desidia y el abandono”, tanto por las pésimas condiciones edilicias en las que trabajan, sin vehículos oficiales ni con la cantidad de profesionales necesarios.

«A esto se le suma la falta de asistencia directa para las familias usuarias (módulos de alimentos, bonos de gas, etc) y el pago de Programas Sociales, desde el mes de noviembre del 2023 a la actualidad», señalaron las trabajadoras.

Ambas áreas dependen del ministerio de Gobierno que conduce Jorge Tobares.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora