Fiesta de la Confluencia: La K’onga, el cuarteto que promete poner a bailar a todo Neuquén

El trío cordobés cultor del cuarteto romántico cerrará la noche de este jueves con un show a puro ritmo. Acá te contamos la historia de estos músicos que empezaron como un hobby de carnaval en su Villa Dolores natal y terminaron haciendo bailar a todo un país.

La K’onga, una de bandas cordobesas de cuarteto más populares de los últimos años, será parte de Fiesta de la Confluencia 2022. El grupo formado en el interior cordobés a comienzos de los 2000, cerrará la noche de este jueves con un show que promete poner a bailar a todos a orillas del río Limay. 

Originarios de Villa Dolores, en Traslasierra, La K’onga está conformada por los cantantes dolorenses Nelson Aguirre y Diego Granade y el nacido en Río Segundo, Pablo Tamagnini. Como cada verano, la banda tiene una fuerte presencia en los escenarios del país. Tras brillar, entre decenas de shows, en el festival de Jesús María y en el Cosquín Cuarteto, en enero, el trío viene de actuar en el Festival Nacional de la Salamanca, en Santiago del Estero, el lunes pasado; el martes cantaron en Carlos Paz; este miércoles en Río segundo para luego hacerlo en el escenario principal de la Fiesta de la Confluencia, este jueves. Todo esto en el marco de ellos mismos dieron en llamar Universo Tour, el cual tuvo su punto más alto en diciembre del año pasado cuando llenaron el Luna Park porteño. 

Si a mediados de los 90 Los Nocheros sorprendieron a la escena folclórica con una propuesta romántica sin por eso alejarse de las raíces del canto popular, La K’onga hizo lo propio con lo que dio en llamar cuarteto romántico, con letras cercanas a las de Paz Martínez sin por eso dejar de cuartetear ni mucho menos: alto baile es el que propone La K’onga, ya lo verán. 

La historia de este talentoso y carismático trío vocal comenzó hace casi veinte años en Villa Dolores como un hobby que cortaba las rutinas diarias de estos músicos entre los que se encontraba el bajista Alejandro Melián. Un hobby al que habían dado en llamar “fiebre tropical” y que solo se presentaba en los carnavales. Pero como todo hobby que funciona, la cosa se puso cada vez mejor hasta que sus integrantes decidieron dedicarse de lleno a la música de manera profesional. 

La Conga, sí, con “c”, comenzó a tocar cumbia, primero en su ciudad natal y luego en Buenos Aires, pero allí donde les insistieron en que se inclinaran por el cuarteto y fue así que mudaron su sonido y estilo al género del que hoy son embajadores a puro ritmo y popularidad. Ah, la “c” le dio lugar a la “k” y al apóstrofe cuando fueron a registrar el nombre y les dijeron la conga ya no era un nombre posible. El comienzo de todo fue “La cabaña”, el hit de 2005 que puso a La K’onga en el radar de la música popular. 

En una nota con el sitio web Via País, en abril de 2018, a propósito de los 15 años de La K’onga, Nelson Aguirre reconocía que el éxito y el reconocimiento logrado “no fue algo que explotamos de un día para otro, estamos cosechando lo que fuimos sembrando todo este tiempo”. Respecto de cómo es la convivencia entre los tres cantantes, remarcó: «No hay divismos, ni protagonismos de uno sobre otro, nos llevamos super bien, y cuando llega el momento de brillar cada uno de nosotros, lo respetamos a full». 

Banda en viaje: La K’onga completa, a su llegada a Santiago del Estero este lunes pasado.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios