Confirmado: el cuerpo hallado en China Muerta es Rosana Artigas

Así se le informó a la familia de la mujer, tras los primeros datos de la autopsia. Estaba desaparecida desde hacía 8 días. Los restos fueron encontrados este viernes, en un rastrillaje sobre el río Limay. Es el noveno femicidio del año en Neuquén.

Luego de ocho días de incertidumbre e intensa búsqueda, tanto de la policía como de la fiscalía y de su familia, este viernes se confirmó que el cuerpo hallado en la zona de China Muerta pertenece a Rosana Artigas, la mujer de 46 años que estaba desaparecida desde el pasado jueves 23 de noviembre.

La noticia fue confirmada por la fiscalía a los familiares, que aguardaban en la sede del poder Judicial de Neuquén por los resultados de la autopsia a los restos, localizados por efectivos policiales esta tarde, en el río Limay. El informe final del examen médico será difundido en las próximas horas y se espera que confirme la causa de muerte.

Según informaron desde la policía a Diario RÍO NEGRO más temprano fueron encontrados dentro de un tambor de 200 litros, que al ser visto dentro del curso de agua, llamó la atención de los uniformados que inspeccionaban el área.

Rosana Artigas había sido vista por última vez hace 8 días, cuando se despidió de su hijo para ir a su trabajo, en la municipalidad de Plottier. Sin embargo, nada más se supo de ella y desde entonces, inició una intensa carrera contra el tiempo para dar con su paradero.

Este viernes, antes del hallazgo en el río entre Plottier y Senillosa, se había confirmado de manera unánime y por el período de un mes la detención de José Fernández, expareja de Rosana, por el delito de falso testimonio.

El hombre, quien había negado un encuentro con la mujer el día de su desaparición, ya había sido denunciado por violencia de género por parte de Artigas, con quien tiene un hijo en común.

Su coartada empezó a resquebrajarse luego de que una antena de telefonía registrara tanto su celular como el de Rosana en un sector de Centenario. Además, una cámara lo filmó circulando por la Ruta 7, en sentido Neuquén-Centenario, a bordo de su auto aquel 23 de noviembre. Un par de minutos después, fue observado nuevamente por el dispositivo, instalado a la altura del expeaje, pero esta vez en dirección opuesta.

También fue relevante el dato aportado por una vecina de Fernández, quien aseguró haberlo visto junto a la trabajadora municipal ingresando a su casa aquel jueves, que marcó el inicio de su desaparición.

El de Rosana es el noveno femicidio en lo que va del año en Neuquén, cifra que ubica a la provincia entre los distritos con más casos, a pesar de su baja población.

El último fue el de Emili Yamila Espinoza Moreno, de 27 años, quien fue asesinada en su vivienda del barrio Loteo Social hace apenas dos semanas. Fue hallada junto a su esposo, Jesús Gabriel Juan (30), quien después de cometer el crimen, se quitó la vida.


Cómo se produjo el hallazgo del cuerpo


El lugar donde se encontró el cuerpo está ubicado en las inmediaciones del río Limay, a 3 kilómetros en línea recta desde la Ruta Nacional 22, donde un cordón policial impide el acceso hasta el punto del hallazgo.

Los restos estaban dentro de un tambor de aceite que estaba parcialmente sumergido. La zona tiene un remanso y una curva pronunciada donde el agua deposita todo lo que la corriente arrastra desde Senillosa.

En esa porción de costa no hay señal de teléfono, razón por la cual, a pesar de que se había rastrillado nunca pudo ser indicado por las antenas de celulares, como si ocurrió en Centenario. Para facilitar la búsqueda de cualquier evidencia que se sume a la investigación el área fue cerrada en un perímetro de entre 300 y 400 metros.

Este sábado se realizará la autopsia al cuerpo. Foto: Rodrigo Ramírez.

Junto a los efectivos y los peritos, también se acercaron al sector, lindante a una planta que EPAS tiene a la vera del río Limay, la secretaria de Seguridad Marianina Domínguez, y el jefe de la Policía provincial, Julio Peralta, además de la intendenta de Plottier y vicegobernadora electa, Gloria Ruiz.

En diálogo con este medio, el comisario Inspector Sergio Llaytuqueo detalló que el hallazgo se produjo alrededor de las 15, a unos 600 metros de donde se encuentra el camino de acceso para la feria El Mangrullo, sobre la ribera del río.

Los efectivos habían comenzado a «rastrillar minuciosamente» la zona, ya que «datos técnicos de la investigación» habían aportado datos relevantes para la causa por la desaparición de Rosana. Allí, se detectó «un elemento llamativo«, un barril contenedor de líquidos, sobre el río. Al retirarlo, se constató que en su interior se encontraban «restos humanos», confirmó el comisario.

En el operativo participó personal de Seguridad Personal, y también de la División de Homicidios.


Cómo es el lugar donde apareció el cuerpo


La zona del hallazgo es de fácil acceso, desde la calle que bordea el Limay. Allí el tránsito es poco y principalmente son vecinos que viven a escasos metros. Durante el verano suele ser muy visitado por la sombra de sauces y áreas de camping.

En el terreno el río tiene un brazo más pequeño que rodea una isla turística. Fue en esa zona donde apareció el contenedor cilíndrico metálico con los restos humanos. De la calle a la orilla del río hay 5 metros. La geografía mezcla piedras y barro.

Los operativos de rastrillaje ya habían pasado por la zona, pero con resultados negativos. Este viernes personal policial se topó con un tambor de los utilizados para transportar aceite y tras inspeccionar su interior, concretaron el hallazgo.

En azul, el punto exacto del hallazgo del cuerpo.

La desaparición y búsqueda de Rosana


José Andrés Fernández, la expareja de Rosana Artigas, está detenido acusado de falso testimonio. Los investigadores sostienen que mintió deliberadamente en la información que le dio a la policía en el contexto de la investigación por la desaparición de Rosana. Él fue justamente la última persona que tuvo contacto con ella.

La mujer había sido vista por última vez el jueves 23 de noviembre, cuando se retiró de su casa para ir a trabajar. Desde entonces, nada más se supo de su paradero y tanto la policía como la fiscalía y su propia familia montaron un intenso operativo búsqueda.

Los rastrillajes comenzaron en Plottier, donde hace una semana se realizó una marcha exigiendo por su aparición, y se extendieron a otros puntos de la zona de la Confluencia, como Centenario. Allí, una antena de telefonía localizó a los celulares de Rosana y de su expareja.

Junto ese dato, una cámara sobre la Ruta Provincial 7, a la altura del expeaje, permitió ubicar el auto de Fernández -un Chevrolet Corsa Classic gris verdoso- transitando en dirección norte-sur, alrededor de las 10:52 de ese jueves. Once minutos más tarde, el vehículo fue nuevamente registrando, pero esta vez circulando en dirección contraria.

Fernández había dicho en su primera declaración ante los investigadores que había visto a la mujer el domingo 19 y que el jueves 23 estuvo en Plottier, sin mantener contacto con su expareja.

Sin embargo, los registros fílmicos y el relato de una vecina suya, que lo observó junto a la trabajadora municipal de 46 años el día de su desaparición, derivó en su detención por falso testimonio, que en las últimas horas fue confirmada de manera unánime y por el periodo de un mes.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios