Inundación en Cipolletti: los obreros que tratan de salvar a sus vecinos en medio del caos

Debido al aumento del caudal del río Neuquén, numerosas familias del barrios 2 de Agosto y Costa Norte Cipolletti se vieron obligadas a pasar la noche intentando evitar que el agua penetre en sus viviendas. La situación es caótica para los vecinos y los crianceros del sector. 

Los vecinos del barrio 2 de Agosto y Costa Norte de Cipolletti se encuentran en una situación crítica debido a la crecida del río Neuquén. La llegada del agua ha provocado que muchas familias pasen la noche en vigilia, luchando para evitar que el agua penetre en sus hogares. “La situación es caótica”, aseguran los vecinos. 

La crecida del río Neuquén perjudicó a muchas familias del Alto Valle, en total en Río Negro y Neuquén hay más de 200 evacuados. En Cipolletti, los residentes de cada barrio se organizan para brindar ayuda mutua durante esta situación. En algunos barrios el agua ya ha alcanzado las viviendas, lo que ha provocado que requieran una respuesta más urgente. 

En los barrio que se encuentran a la rivera del río Neuquén las postales se repiten. Calles anegadas, agua en los patios de las viviendas e incluso dentro de algunos hogares. Lamentablemente, los adultos mayores son los más afectados, ya que en muchos casos se encuentran solos y enfrentan mayores dificultades para hacer frente a esta situación.

En el barrio 2 de agosto los vecinos explicaron que un brazo del río se desbordó hacia el barrio. En consecuencia, muchas familias pasaron la madrugada del jueves sacando el agua de las viviendas. 

Señalaron que “anoche el agua subió, por lo tanto muchos vecinos salieron a pedir ayuda en los grupos de WhatsApp porque el agua había entrado a sus hogares. Fue una noche muy caótica”, manifestó Joana Franco,En una de las vecinas.  

Otra de las vecinas explicó que Protección Civil se acercó al barrio durante la noche y allí les explicaron que iban a comenzar a erogar el agua hacia el canal de riego principal para evitar que el agua siga subiendo en los barrios.

También les manifestaron que iban a enviar un camión con agua potable para poder asistirlos, sin embargo hasta el momento nada a llegado y la situación cada vez se torna más complicada”, indicó.  

Frente a esta situación, un grupo de vecinos obreros da construcción se organizó para asistir a las familias más vulnerables. En las calles se los puede observar llevando provisiones o elementos para que las familias puedan elevar sus pertenencias y así evitar que sean alcanzadas por el agua. Otros se organizan preparando alimentos para las familias.

También hay algunas familias que decidieron dejar sus hogares y refugiarse en viviendas de familiares. Otros por temor a los robos decidieron permanecer en los terrenos y dormir en los autos, pero la mayoría opta por no moverse a los centros de evacuación por temor a saqueos. 

Esta situación genero que los vecinos trabajan continuamente construyendo barricadas para evitar que el agua que se acumuló en las calles continúe ingresando a las casas.

Desde el barrio los vecinos, solicitaron a la comunidad la colaboración de botas de lluvia, alimentos, agua, ropa de abrigo y bolsas arpilleras para poder construir fortines para evitar el avance del agua. Solicitaron al municipio de Cipolletti que envíe un camión que pueda drenar el agua de las calles o tierra para seguir construyendo las barricadas. Esperan que hoy baje el caudal.


Crianceros de la costa enfrentan consecuencias por la crecida del río


En la rivera del río, los crianceros de Cipolletti también han visto perjudicada su labor diaria. Por avance del agua muchos debieron sacar a los animales de los corrales y llevarlos a terrenos más elevados, pero no todos tienen esta posibilidad.

«Estamos pasados de gua, nuestros animales más pequeños se mueren. Necesitamos ayuda, vivimos de esto, pero no podemos salir de acá por los animales, si nos vamos no roban y cada hora perdemos más terreno», expresó Eduardo Abarzua, uno de los crianceros.


Erogan el agua por el canal principal de riego para bajar el caudal del río Neuquén


Ayer la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC) informó que comenzarán a erogar agua por el canal principal de riego para evitar que el agua continúe llegando a los hogares. La medida permitirá aliviar el caudal del río Neuquén en unos 550 m3/s como máximo.

Julio Porrino, secretario de Operación y Fiscalizaciones de la AIC, explicó que el Consorcio de Regantes propuso erogar agua por el canal principal de riego para colaborar con los vecinos afectados en las costas del río Neuquén.

Manifestó que «la preocupación de las crecidas está centrada en lo que pasa aguas abajo, habiendo pasado lo peor en aguas arriba de los embalses. El problema se trasladó a lo que sucede desde Centenario, Vista Alegre, Cipolletti y Neuquén”. La erogación comenzó ayer a partir de las 14.


Cómo funciona el transporte en Cipolletti en los sectores afectados


La secretaría de Fiscalización informó que por las inundaciones en los barrios Costa Norte, Costa Sur, Labraña e Isla Jordán, se modificó por seguridad el recorrido del transporte urbano de pasajeros. Informaron que:

En Costa Norte, Sur y Labraña no ingresa en transporte, solo llegará hasta el puente (debajo) y saldrá por zona aledaña al Casino. 

En isla Jordán no llegará hasta el ingreso principal, y en Puente 83 ingresa por Ruta Provincial N°65 


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios