«Colicheo se la llevó, la torturó y la mató»: la historia detrás del femicidio de Claudia en Roca

Claudia Casmuz fue encontrada enterrada en un campo cerca de Roca. A más de un año del femicidio, su madre pidió perpetua y contó quién era su hija, una joven signada por las adicciones y el abandono estatal.





“No pudimos ni despedirla a Claudia por cómo la dejó. Yo no la pude ver, me entregaron a mi hija en un cajón para meterla en un pozo; porque no pudimos ni siquiera hacerle un velorio”. El relato de la madre de Claudia Casmuz (29) la joven víctima de femicidio en marzo de 2021, se escuchó por primera vez crudo y determinante, hoy 3 de junio de 2022, en el séptimo Ni Una Menos. 

Acompañada por dos de sus hijas, Edith Yanca contó la historia de su hija, atravesada por el flagelo de las drogas, quien fue brutalmente asesinada. El único imputado por el hecho es Antonio Colicheo, el mismo que fue condenado por el crimen del trabajador judicial, Javier Videla.  

Claudia apareció enterrada tras un rastrillaje en el mismo campo donde fue detenido Antonio Colicheo, condenado hace pocas semanas por la desaparición de Videla. Desde el inicio, Colicheo es el único sospechoso y está imputado por femicidio. 

Hoy tendría 31 años. Al otro día de ser hallada sin vida y enterrada, iba a cumplir 30, exactamente el 5 de marzo de 2021. Desbordada de tristeza, la mujer pidió justicia y que se esclarezca el caso que a un año y tres meses, todavía no tiene explicación.  

Edith Yanca, madre de Claudia Casmuz, pidió justicia y condena máxima para el femicida de su hija. Foto: Cesar Izza

Claudia ya no está más y no es por su adicción, sino porque Colicheo se la llevó”, dijo su madre. “Le sacó la oportunidad de cambiar”, señaló una de sus hermanas menores y “le quitó la posibilidad a mis nietos de reencontrarse con su madre”, remató Yanca.

Para la mujer, Claudia fue víctima de abandono estatal, ya que nunca nadie la pudo ayudar en su situación de salud. Su drogadicción no fue atendida en específico y padeció también otras patologías psiquiátricas que nunca se determinaron con exactitud, según comentó. En ese contexto ocurrió su femicidio. 

Entre llanto, dijo que espera la máxima condena para el asesino de su hija, prisión perpetua. “Yo no tengo ninguna duda de que fue él el que la mató. (…)  Lo de Claudia fue un femicidio, tenían todas las pruebas”, contó, pero el juicio se demoró y finalmente las causas conexas de Colicheo fueron por carriles distintos, una llegó a su fin en juicio abreviado y esta sigue pendiente.

Hace menos de un mes, Yanca se constituyó como querellante en la causa y junto a su representante legal, Marcelo Hertzriken Velasco, buscará ir a fondo por la prisión perpetua, pese a que ella misma contó que han recibido llamados para “arreglar” y llegar a acuerdos de juicio abreviado.

“Nos preguntaron si Claudia se prostituía y un montón de cosas más. ¿Qué tiene que ver si Claudia era prostituta o los problemas de adicción que haya tenido?. Eso no justifica lo que hizo el tipo (…) ¿Piensan que le van a dar menos años porque Claudia haya sido prostituta como ellos dicen?”, lanzó la mujer en medio de la angustia. 

“Necesito cerrar todo esto, que salga pronto el juicio para que mi hija descanse en paz. Quiero que pague lo que hizo, la mató. Mi hija no está más”

Edith Yanca, madre de Claudia Casmuz, víctima de femicidio

En todo este tiempo, dijo que no fue convocada, que muchas veces fue a tribunales por motivación personal a averiguar cómo seguía el caso, qué novedades había, pero todo se postergaba y no había avances sustanciosos. 

“Creo que si desde un principio hubiera tenido plata para pagarme un abogado hubiera sido más rápido todo, pero nosotros no teníamos el respaldo de nadie”, lanzó la mujer. 

Una vida de sufrimientos


“Su historia es muy triste. Por su adicción (a las drogas) se alejó de nosotros. Hicimos todo lo que pudimos por ella, por ayudarla. Sufrimos por su adicción y ella también”, relató Edith Yanca desde su casa, en barrio Nuevo.

Primera de seis hijos, Claudia estaba alejada de su familia desde los 25 años, puntualmente de su madre. Pocas veces los visitaba, solo sus hermanas la habían visto 20 días antes de los hechos.

Foto: Cesar Izza

“Fue internada involuntariamente. Se enojó muchísimo conmigo, estuvo 20 días internada en el hospital yo estuve cuidandola dia y noche hasta que se escapó y nunca más pude internarla, porque es mayor de edad y tiene que ser todo por su voluntad”, aseguró la mujer. Sin embargo, nunca hubo otra salida.   

“Después de que se escapó quedó embarazada dos veces más”, contó. Ya tenía tres hijos. “Dijeron que era insana y no podía cuidar a sus hijos pero no hicieron nada tampoco por ayudarla y que por lo menos no quedara embarazada”, aseguró. Fue varias veces a buscar ayuda al hospital para su hija.

Los problemas comenzaron con más fuerza en su tercer parto, cuando tuvo mellizos», detalló. En total, Claudia tuvo seis hijos, dos mellizos. Actualmente, fueron dados en adopción y una de ellas está bajo la tutela de su padre.

Próxima audiencia


El 27 de junio está programada una audiencia de control de acusación donde se presentarán las pruebas y se definirá hacia que tipo de juicio se avanza. Todo indicaría que se realizará un juicio por jurados. 

Movilización por justicia, a una semana del hallazgo de Claudia enterrada en el campo La Perseverancia. Foto: archivo

El 11 de marzo del año pasado, sus familiares realizaron una marcha de antorchas para exigir justicia por la joven. La marcha fue convocada por la Campaña por la Emergencia en Violencia.  “El Estado es responsable por la desaparición y femicidio de Claudia”, plantearon desde aquel entonces.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«Colicheo se la llevó, la torturó y la mató»: la historia detrás del femicidio de Claudia en Roca