Nación impulsa el «alcohol cero» al volante para reducir las muertes en el tránsito

El director del Observatorio Nacional de Seguridad Vial dialogó con RÍO NEGRO y marcó la preocupación la siniestralidad entre los motociclistas.

“Tenemos dos prioridades temáticas: alcohol cero al volante y la fatalidad entre los motociclistas. Nos preocupa y mucho”, sostuvo Pablo Rojas, titular del Observatorio Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

En diálogo con RÍO NEGRO, el funcionario dijo que el gobierno nacional está dispuesto a debatir los cambios necesarios en la legislación, para que se elimine la actual tolerancia de 0,5 gramos de alcohol en sangre.

“Queremos dar la discusión. Es uno de los temas más relevantes en este momento en el que se está volviendo a los niveles de circulación de vehículos anteriores a la pandemia”, agregó.

Rojas aportó a la entrevista el informe más reciente elaborado por la ANSV sobre la siniestralidad vial fatal en la Argentina, donde se destaca que el 46% de todas las víctimas mortales circulaban en motos.

Para explicar por qué hay cada vez más vehículos “vulnerables” en la vía pública, el funcionario coincidió en el diagnóstico relacionado con el costo más bajo de ese tipo de rodados, pero advirtió también un cambio de tendencia en la movilidad urbana.

“Se perdió la lógica de años atrás. Después de la pandemia estamos observando que más personas buscan hacer menos viajes y más cortos. La gente está eligiendo opciones individuales, evitando el transporte público”, describió.

Rojas fue consultado sobre los lugares donde observaban este fenómeno y dijo que “es una cuestión que empezó en las grandes ciudades, pero empezó a trasladarse a ciudades medianas y pequeñas”.

Incluso manifestó su preocupación, porque en operativos de control realizados en el interior “se detectó que en algunas ciudades el uso de casco es inferior al 10%”.

En ese sentido, amplió indicando que “en la Patagonia se nota también el mayor uso de estos vehículos, algo que antes se pensaba que era lejano por el clima no propicio”.

A partir de este escenario, Rojas sostuvo que la ANSV tiene decidido profundizar las acciones en materia de prevención y de capacitación a los usuarios de motos, trabajando en conjunto con el Ministerio de Educación.

“El problema principal no es el manejo de una moto, sino que tiene que ver con la interacción con otros vehículos al momento de circular. Y también con la implementación de las medidas de seguridad, como mínimo el casco”, detalló.

En esas actividades, el organismo entrega cascos a quienes participan, buscando promover el uso constante.


Una esperanza en el inicio del 2022


“Por primera vez datos positivos”, dijeron esta semana desde el ISEV, al conocerse que en enero pasado descendieron la mortalidad, la siniestralidad y la morbilidad vial respecto del mismo mes de 2021.

Las cifras marcaron a nivel nacional un 34,4% menos de siniestralidad y un 33,3% menos de morbilidad, la tasa que pondera los lesionados graves consecuencia de los siniestros.

En cuanto a la mortalidad, se indicó que hubo un “descenso mínimo”.

Lo que aumentó fue la relación muerto por siniestro vial grave. Pasó de 0,43 a 0,65 muertes por cada episodio, evidenciando un aumento en la virulencia de los choques.

Con respecto a la región, el observatorio de Bien Argentino informó que en Neuquén hubo 12 muertos en hechos viales sólo hasta el 6 de febrero, es decir un promedio de una víctima fatal cada tres días.

En Río Negro, según la Agencia Provincial de Seguridad Vial, los fallecidos en enero pasado fueron 10, luego de 27 siniestros, de los cuales el 33% tuvieron consecuencias fatales.

El año pasado, con una estimación oficial de la mitad de circulación, hubo 6 muertos en 25 incidentes.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios