Sergio Berni se cruzó con los choferes que lo agredieron: «No somos violentos»

El ministro bonaerense conversó con sus atacantes durante una entrevista radial. "Nunca hice la denuncia porque entiendo la situación", aseguró el funcionario.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, tuvo un particular cruce con los choferes de colectivo Jorge Galiano y Jorge Zerdá, dos de los detenidos por la feroz golpiza sobre la autopista General Paz. Si bien el funcionario no hizo la denuncia, hubo otros funcionarios que impulsaron la acción penal.

En el intercambio radial de esta mañana en radio Mitre. Galiano, quien casi le fractura la nariz a Berni de una trompada, fue el primero en tomar la palabra y disculparse.

“Le quiero pedir de corazón mil disculpas, estoy a disposición de lo que usted o la Justicia necesiten, en ningún momento me voy a esconder, yo le pido disculpas en nombre mío, de mi familia y de mis compañeros de trabajo”, expresó.

Y en la misma línea, añadió: “Quiero que todo el mundo sepa que estas cosas no puedan volver a pasar, no van a volver a pasar, yo quiero un país tranquilo, que mis hijos puedan caminar por la calle en paz, entonces quiero extender mi mano y pedir disculpas”.

En respuesta, el ministro acepto las disculpas ofrecidas. “Le agradezco a los compañeros trabajadores por este acto sincero, nunca hice la denuncia porque entiendo la situación; cada vez que matan a un bonaerense, siento la obligación yo de disculparme ante los 17 millones de vecinos que nos confían el trabajo todos los días en una provincia que lamentablemente matan a dos personas todas las noches”.

Luego fue el turno de Zerdá, otro de los conductores que quedó registrado en distintas imágenes arrojándole golpes de puño muy violentos a Berni. “Yo también me pongo en la posición del ministro, el sistema de violencia cambió un montón y fue un momento de euforia, me sumé al tumulto y quedé mal”, señaló.

Y concluyó: “No somos violentos, sinceramente ministro le pido disculpas”.

El funcionario del gabinete de Axel Kicillof reconoció las palabras de Zerdá y aseguró que continuará trabajando en la calle. “Nunca voy a esconderme atrás de los escritorios ni voy a gobernar por Twitter”, lanzó.

Berni se cruzó con los choferes que lo golpearon: cómo ocurrieron los hechos


Antes de hablar con Berni, Galiano contó cómo vivió los hechos. “Me desayuné mirando la tele después de llevar a mi hija a la escuela, vi una imagen que estaban transmitiendo del asesinato al compañero de la 620, mi hijo se puso mal, me abrazó, lloramos juntos y son cosas que a uno lo mueven”, dijo.

“Son cosas que a uno lo mueven, uno no quiere ser un número o una estadística más y entonces me movilicé hasta el trabajo y pasó todo en un segundo; yo no lo puedo creer”, reflexionó.

“Yo creo que no era el momento para que Berni se presente, estábamos todos muy heridos con lo que estaba pasando, fueron diez segundos, no puedo entender qué pasó, después me sacaron de ahí cuando vino el refuerzo de la Policía a ayudarlo”, recordó.

Zerdá, por su parte, dijo ser un hombre de trabajo y reconoció que estalló porque distintas autoridades les habían prometido medidas de seguridad que nunca se concretaron: “Se me soltó la cadena, me desconozcó, jamás pensé en levantarle la mano a alguien”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios