Tras las quejas de las familias, suspendieron las clases en la escuela invadida por ratas en Roca

La delegada del Consejo Escolar llegó a un acuerdo para suspender el dictado de clases. Se harán trabajos de fumigación y desinfección.





La indignación y el malestar se apoderó ayer de las familias de la Escuela 56 de Roca, luego de calificar como «insuficiente» el accionar de parte de las autoridades del Consejo de Educación. Es que una invasión de roedores afectó a gran parte del establecimiento y causó el reporte de algunos casos de gastroenteritis.

Finalmente -y tras varias discusiones- se llegó a un acuerdo entre las partes, en el cual Educación resolvió decidió suspender el dictado de clases. La medida continuará de manera indefinida hasta tanto se lleve adelante la desinfección exhaustiva del edificio.

«Se llegó a un arreglo de fumigación y limpieza profunda, igual vamos a formar una comisión de padres para marcar todos los puntos que están mal en el establecimiento», comentaron voceros del grupo de padres. Pese a lograr su cometido, las familias continúan desconfiando de la palabra oficial por lo que emprenderán un monitoreo de los trabajos.

La noticia de presencia de ratas en la primaria de barrio Malvinas comenzó a través del comentario de los alumnos. Rápidamente se corrió la voz y comenzó el interrogatorio a los conserjes para corroborar la veracidad de los hechos.

El comedor escolar se habría mantenido operativo durante esta semanas. Foto gentileza

Se comprobó que la dirección había sido notificada de lo sucedido el 24 de agosto. Esta información provocó hondo malestar en la comunidad educativa ante la «retrasado» comunicación de parte del cuerpo docente.

«Es una situación complicada. Hoy nos enteramos que desde el 24 de agosto la dirección tenía información de que había presencia de estos animales en la escuela. Nosotros no sabíamos nada, es un asco», comentó Patricia Delfa, una de las madres autoconvocadas.

La suspensión de clases será por tiempo indeterminado. Foto gentileza

La propia delegada del Consejo Escolar Alto Valle Este I, Fernanda Curuchet, debió apersonarse en el colegio ante la escalada de tensión. Es que según las madres de los estudiantes, el comedor habría continuado en funciones pese a la presencia de restos de excremento entre los alimentos.

En simultáneo comenzaron a reportarse casos de estudiantes que habrían sido afectados por la invasión, previo a la fecha en que la dirección tomó conocimiento del hecho. «La verdad que vi las fotos y es un asco. Te ponés a pensar el por qué los chicos después andan con dolor de panza. No creo que desinfecten las cosas antes de preparar y servir la leche«, denunció uno de los familiares.

Por su parte, las autoridades de Educación tomaron la decisión de intensificar la colocación de cebos, que se renuevan todas las semanas. Además, se procedió a cerrar los orificios de la pared y un ventiluz, sitios por donde habrían entrado los roedores.

La opinión de Unter


El secretario general de Unter Roca, Enzo Quintero, se hizo presente para hablar con las familias y funcionar como un nexo con la cartera de Educación. «Los papas nos manifestaban -y era entendible por la contaminación producida- que había que suspender la cuestión del comedor y refrigerio», comentó.

Precisó que no era el primer reporte de roedores en el lugar, aunque en el último tiempo la situación se agravó luego de la modificación demográfica del sector donde está emplazado el colegio. «Viene de tiempo, pero ahora aparecieron varios porque se realizó la limpieza del canal secundario detrás de la escuela y se está comenzando con el loteo de un terreno lindante. Pero no amerita naturalizarlo», explicó.

Según detalló Quintero, esta situación habría podido ser evitada de haberse tomado nota de una demanda histórica. Es que hace años se ruega por el cerramiento del cerco del predio en su parte posterior.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Tras las quejas de las familias, suspendieron las clases en la escuela invadida por ratas en Roca