Trasladarán a una casa al paciente de Salud Mental que agredió al personal del hospital de Roca

Tras la presión ejercida por los trabajadores el juez tuvo que dar marcha atrás y ordenar el traslado del paciente a una casa de Salud Pública.

Tras el reclamo efectuado esta mañana por el personal del hospital en el hall central del edificio de tribunales, finalmente se definió que el paciente de Salud Mental que en dos meses agredió en siete oportunidades al personal del hospital de Roca, sea derivado a una casa perteneciente a Salud Pública.

La presión ejercida esta mañana por los trabajadores derivó en una serie de encuentros del Juez de Ejecución Penal Fernando Romera con las autoridades del hospital y del Ministerio de Salud según se informó desde el área de comunicación del Poder Judicial.

«Se definió su derivación temporal a una vivienda perteneciente a Salud Pública, ubicada en Roca, donde el paciente podrá continuar bajo tratamiento médico, con pulsera electrónica y auxilio policial dado el riesgo que su patología implica para sí mismo y para terceros en este momento. También se dispuso la intervención de otros organismos estatales para poder brindar un abordaje más adecuado a su situación a largo plazo«, indicaron a través de una comunicación difundida hace minutos.

Recordaron que el paciente no reviste calidad de detenido, puesto que ha sido declarado penalmente inimputable por no poder comprender ni dirigir sus acciones, y no pesa sobre él ninguna condena pendiente.

Según había expresado esta mañana la propia directora del hospital Ana Senesi, a pesar de los pedidos efectuados desde la dirección del nosocomio, el magistrado se había negado a derivar al paciente al entender que no existía un lugar adecuado para que sea alojado.

Se trata de un hombre que estuvo vinculado a causas por homicidio y fue declarado inimputable. Incluso tres enfermeras tuvieron que tomarse licencia luego de ser víctimas de situaciones violentas.

Fuentes judiciales confirmaron a este medio que el hombre ya había sido condenado en 2008 por matar a otro delincuente con un garrote en inmediaciones del zanjón, en la zona norte de la ciudad. La pena fue confirmada en 2010. Tras cumplir 12 años de cárcel, en junio del año pasado fue acusado de matar a puñaladas a otro hombre. A principios de febrero de este año la Justicia lo declaró inimputable y desde ese momento se encontraba alojado en el hospital de Roca.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora