Un niño de 11 años fue armado a la escuela y le dio un culetazo a su maestra, en La Plata

El menor ingresó con un revólver al colegio jactándose de ser "re mafia". Padres y madres de la institución aseguraron que los directivos, tras hablar con él, lo enviaron de vuelta al aula.

El incremento de la violencia en las escuelas del país no es novedad pero sí una constante desde hace algunos años. Un ejemplo de ello fue lo que sucedió en las últimas horas en un colegio primario de la ciudad de La Plata, en donde un niño de 11 años se filmó mientras llevaba un revólver al colegio y amenazaba con el a su maestra. El hecho generó el repudio de los padres de la institución.

Sin embargo, de acuerdo a lo que relataron testigos del episodio, el niño no se quedó en las amenazas, sino que incluso, llegó a darle un culetazo con la pistola a la docente y la exhibió ante otros compañeros, tanto en el aula como en el patio de la escuela.

En las imágenes difundidas, se puede ver como el menor se jactaba, a tono de amenaza para con el resto de los presentes, de ser «re mafia» y en reiteradas oportunidades golpea el revólver con otros objetos, con la intención de demostrar que era real.

El hecho fue denunciado por los padres del establecimiento, quienes se enteraron de lo sucedido a través de sus hijos y exigieron explicaciones a los directivos del colegio, ubicado en la intersección de 28 y 62 de la capital bonaerense.

En diálogo con medios locales, algunos padres y madres de alumnos aseguraron que a pesar de haber ingresado a la escuela con un arma, con la cual le dio un culetazo a una docente, las autoridades del colegio solo hablaron con el niño y sus padres, y finalmente lo enviaron de nuevo al aula, ante la mirada aterrorizada de sus compañeros.


Padres y madres exigen medidas urgentes


A través de comunicados y entrevistas con la prensa, la comunidad educativa de la institución exigió explicaciones a los directivos del colegio, pidió que se tome una medida urgente, y aseguró que el hecho pudo haber sido una tragedia para los docentes y alumnos presentes en ese momento.

Tras enterarse de lo sucedido, padres y madres indicaron que “desde el colegio no avisaron nada” y que la única medida de los directivos fue “hablar con el chico y con sus padres a la tarde, a los que les entregaron un informe”.

Ante esta situación, manifestaron su preocupación, ya que al chico «lo mandaron de vuelta al aula», y anticiparon que exigirán mayores medidas preventivas y de seguridad para evitar situaciones similares en el futuro.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios