Una niña de 9 años y su familia descubrieron los restos de dos gliptodontes en Chapadmalal

Dieron aviso a las autoriades que luego acudieron a su rescate en la arena. Paleontólogos confirmaron que los restos óseos tienen casi tres millones de años de antigüedad. Enterate por qué es un hallazgo único para la zona.

Personal del Museo Municipal de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia confirmó anoche el hallazgo de los restos de dos gliptodontes, de casi tres millones de años de antigüedad, en la zona de playas de la localidad turística bonaerense de Chapadmalal. El descubrimiento lo inició una niña llamada Emilia de tan solo 9 años, luego se sumó el resto de la familia integrada por Felipe Delfino, Florencia Lalonardi y Milo y Juan Mirabetto.

Los géneros de gliptodonte encontrados serían, hasta el momento, Eosclerocalyptus y Eleutherocercus. El primero es de una escala pequeña, con una masa corporal de 450 kilogramos mientras que el segundo triplica su peso (1.500 kilogramos), 

“Emilia encontró unos huesos que le llamaron la atención. Los padres rápidamente se comunicaron con nosotros, nos enviaron fotos y, una vez que pudimos ver los restos óseos, fuimos hasta la playa. Cuando llegamos, solo teníamos un gliptodonte para sacar porque era lo que se había visto inicialmente. Pero como la marea había bajado mucho y se había retirado un poco de la arena, se pudo observar desde la base del acandilado. En el mismo lugar, desplazado unos 10 metros hacia el mar, avistamos otra coraza de gliptodonte”, contó en diálogo con TN Matías Taglioretti, paleontólogo del museo.

Un comunicado emitido por el municipio de General Pueyrredón difundió que «de manera inmediata, la familia dio aviso a las autoridades, por lo que acudieron al rescate Fernando Scaglia, Victoria Sarasa y Matías Taglioretti del laboratorio de Paleontología del Museo Municipal de Ciencias Naturales de Mar del Plata Lorenzo Scaglia».

El descubrimiento estuvo a cargo del grupo familiar integrado por Emilia y Felipe Delfino, Florencia Lalonardi y Milo y Juan Mirabetto. (Gentileza: La Capital de Mar del Plata)

«En primer lugar, solo teníamos en agenda un hallazgo de unos restos de gliptodonte (armadillo terrestre gigante), que son animales emparentados con las mulitas, peludos y tatús actuales«, señaló Taglioretti, paleontólogo del museo.

«Existen diferencias entre los gliptodontes y los armadillos actuales, entre ellas el tamaño y la arquitectura de su caparazón. Las placas que forman parte del caparazón de los gliptodontes se encuentran en mayor medida muy fusionadas, conformando una verdadera coraza rígida, convirtiéndolos en verdaderos tanques de guerra prehistóricos», enfatizó el paleontólogo.

Por otra parte, acotó, «las formas más grandes alcanzan los cuatro metros de largo y 1.5 metros de alto y un peso de hasta dos toneladas. Fuimos por un gliptodonte y rápidamente se convirtieron en dos, más una gran cantidad de restos de roedores dispersos en el lugar, que son muy buenos indicadores de la edad de los depósitos y los ambientes que había en el pasado».

Mar del Plata y la zona adyacente poseen los yacimientos paleontológicos más representativos del Cenozoico superior de toda Sudamérica. Si bien los hallazgos de restos de gliptodontes son muy frecuentes, los que se recuperan en los acantilados sur de Mar del Plata son únicos, porque son los gliptodontes del Plioceno (5,33 a 2,58 millones de años atrás) que son muy raros en otros yacimientos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Llegaste al limite de notas permitidas en el mes

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora