Bariloche de lujo: el turismo de alta gama crece este invierno

Llegan vuelos privados a diario y los hoteles y complejos cinco estrellas superan el 90% de ocupación en estas vacaciones. El público ABC1 busca servicios exclusivos y la ciudad andina tiene una amplia variedad para seducirlos.





Los aviones privados descienden casi a diario en la pista de aterrizaje del aeropuerto de Bariloche.
Los hoteles de 4 y 5 estrellas están a tope y las propuestas exclusivas en la nieve, con motos o vehículos 4×4, esquí fuera de pista, una tina en el medio del manto blanco con burbujeante agua caliente para relajar después de una bajada por una montaña de nieve virgen, tienen alta demanda. Y el resumen de este panorama es que en Bariloche crece el turismo de lujo.

El emblemático hotel Llao Llao es tal vez el símbolo del turismo ABC1 (de alto poder adquisitivo), pero en los últimos años la hotelería fue sumando servicios con estándares de calidad elevados y hoy la oferta se diversificó en hoteles, aparts y complejos de cabañas de lujo que incluso tienen spa completo en cada habitación.

“Bariloche juega en la A”, resumió un conocedora del turismo que trabaja a diario con un público exigente.

La situación cambiaria del país, las restricciones para adquirir dólares, el recargo para el “dólar turista” (con una alícuota del 45%) para cualquier operación en el exterior y la incertidumbre económica, volcaron a muchos turistas que antes viajaban al exterior en cualquier época del año, a mirar los destinos de la Argentina. Y ahí Bariloche concentra la atención por la calidad y variedad de servicios que ofrece.

“Después de la pandemia comenzamos a notar un incremento de este segmento de turistas y en el verano se confirmó, comenzaron a ofrecerse servicios que antes no había como el alquiler de embarcaciones y yates privados para pasear”, relató a RÍO NEGRO el secretario de Turismo de Bariloche, Gastón Burlón.

El hotel Llao LLao es uno de los íconos del turismo ABC1 en Bariloche pero la oferta hotelera es mucho más amplia en categorías 4 y 5 estrellas. Archivo

Mario Martino, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT), que nuclea a 19 establecimientos de calidad en Bariloche y otros de Villa La Angostura, coincidió con el diagnóstico: “En el verano notamos que mucha gente que se iba a exterior decidió viajar a Bariloche y acá se dieron cuenta que no solo hay nieve y esquí, sino que también en verano es una buena opción. Es bueno que se generen nuevas propuestas y servicios de calidad”, señaló.

Vuelos privados


En el aeropuerto internacional los operadores de vuelos también evidencian este fenómeno en crecimiento porque muchos de los turistas del segmento ABC1 llega en vuelos privados.

Jetway es una empresa de taxis aéreos que detectó esa demanda y este invierno creó servicios de “vuelos compartidos” en jets, con capacidad para 7 pasajeros, que viajan los viernes por la mañana desde el aeropuerto de San Fernando y regresan los domingos por la noche, bajo la consigna “Bariloche weekend”.

“Tenemos estos vuelos compartidos, en los que se divide el costo del jet entre los pasajeros, todos los fines de semana de julio y agosto y estamos casi con reserva completa. Por eso también hacemos vuelos privados exclusivos”, señaló a RÍO NEGRO María Victoria Maris, gerenta de Jetway, que este fin de semana tenía además del vuelo compartido, dos aviones privados contratados para llegar con turistas a Bariloche.

Para esta compañía, que ofrece el vuelo compartido a 2.400 dólares ida y vuelta o aviones privados para 7 personas por 6.800 dólares “billete”, la temporada es un éxito.

“Hay una alta demanda de vuelos privados para Bariloche, Chapelco y Mendoza. Es gente que les gusta esquiar y que en otra época del año se va a Miami”, destacó Maris.

Un dato llamativo para la compañía de taxis aéreos es que los clientes que transportan a Bariloche son todos argentinos y admitieron que no tuvo éxito la promoción de estos servicios exclusivos en Brasil o Uruguay.


Un fenómeno con explicación en la crisis y la promoción


“Hay varios motivos, las circunstancias económicas del país ayudan a que nos elijan y creo que es muy importante la gran promoción para ese segmento que estamos haciendo, casualmente ahora estamos con acciones en Nordelta”, relató Burlón, quien mencionó la zona norte del Área Metropolitana como un emisor de turistas de alto poder adquisitivo hacia la nieve de la ciudad.

El Emprotur promociona el destino Bariloche en Nordelta, donde hay un potencial importantes de turistas ABC1. Foto: Gentileza

Y ante la demanda creciente, “Bariloche tiene oferta, tenemos hoteles de altísimo nivel, actividades exclusivas en la nieve, excelente gastronomía y buena conectividad con las mejoras del aeropuerto que son muy importantes”, enumeró el funcionario.

Martino, de la AHT, dijo que el contexto nacional “repercute para que ese sector que quiere viajar encuentre en Bariloche su destino y es nuestro desafío poder satisfacer esos requerimientos de calidad y generar novedades”.

También Burlón remarcó que no son solo argentinos los que integran este público ABC1 y remarcó que muchos brasileños que visitan Bariloche en invierno integran esta categoría y tienen además el adicional que tienen altos niveles de consumo en excursiones, servicios y productos de todo tipo.

El segmento de hoteles de alta gama en Bariloche tiene una ocupación promedio entre el 90 y 95% para julio y llega algo retraído para agosto, aunque hay buenas reservas para septiembre, el mes en el que habitualmente llegan esquiadores que buscan buenas condiciones de nieve y temperaturas no tan extremas.

Hoy conseguir una habitación doble en el exclusivo hotel Llao Llao para julio se encuentra a partir de los 65.000 pesos y el precio varía según las comodidades y ubicación de la suite.

La oferta de este nivel también se extiende a El Casco Art Hotel, con su sello distintivo de contar con obras de arte en cada habitación y espacio; el novedoso Villa Beluno, un elegante establecimiento boutique en la Península San Pedro, que se inauguró en el invierno de 2019; los complejos Charming Luxury Lodge & Spa, Águila Mora, Suites & Spa, Nido del Cóndor; los hoteles céntricos Alma del Lago, Panamericano (de la cadena Marriott), Edelwiss (de la cadena española NH), y Hampton by Hilton; y también en la base del Catedral con Hotel Club Catedral, Pire Hue y el complejo Galileo Boutique; entre otros.


Diversidad de propuestas calidad


El segmento de turismo de alto poder adquisitivo no repara en gastos a la hora de disfrutar de la nieve, pero son exigentes en servicios de calidad y únicos, que tengan ese plus de novedad, atracción y sofisticación.

Las actividades de nieve exclusivas crecen este invierno y tienen un público selecto. Imagen Mallín Alto

Bariloche tiene varias opciones que cumplen con esas premisas. En modo nieve, los centros de esquí exclusivos Baguales Mountain Reserve y Mallín Alto, tienen propuestas similares para realizar descensos en esquí en laderas de nieve virgen, combinados con un paisaje imponente y servicios de gastronomía, glamping en un caso y alojamiento también en otro.

Las actividades nocturnas en la nieve como Noche Nórdica, La Cueva y Refugio Arelauquen, también son propuestas para este segmento. Además, en materia gastronómica hay restaurantes boutique o cocina de chef de autor.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Bariloche de lujo: el turismo de alta gama crece este invierno