STJ confirmó la perpetua a Claudio Osman por femicidio

El STJ rechazó un recurso que había presentado la defensa del imputado y confirmó el fallo condenatorio contra Claudio Osman por el femicidio de Ruth Sagaut.



#

Claudio Osman fue condenado por la muerte de Ruth Sagaut. (Foto: Archivo )

Una de las puertas que Claudio Javier Osman tenía abierta, para tratar de revertir el fallo que lo condenó a prisión perpetua como autor del homicidio agravado por el vínculo y por femicidio de su esposa Ruth Sagaut, se cerró. El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Río Negro revisó de manera integral y confirmó la sentencia condenatoria. Ahora, sólo le queda la posibilidad de recurrir hasta la Corte Suprema.

Los jueces del STJ Liliana Piccinini, Enrique Mansilla y Sergio Barotto declararon mal concedido el recurso de casación que había presentado el defensor particular de Osman y que la Cámara Criminal Segunda de Bariloche había admitido, para que el máximo tribunal rionegrino revisara la sentencia. Los jueces Adriana Zaratiegui y Ricardo Apcarian se abstuvieron.

Osman fue condenado el 29 de diciembre pasado. El tribunal consideró que se probó en el juicio que la madrugada del 18 de marzo de 2016, el imputado ahorcó a Sagaut hasta matarla. El homicidio ocurrió en la vivienda que Sagaut alquilaba con sus tres hijos en el barrio El Frutillar de Bariloche. La joven ya no convivía con Osman, pero no se había divorciado.

De acuerdo a la acusación fiscal, Osman atacó a Sagaut con golpes en el rostro, para vencer la resistencia de la mujer. Después, colocó una soga en el cuello de Sagaut y la estranguló hasta causarle la muerte. El ataque ocurrió en un contexto de violencia de género de agresión de un hombre hacia una mujer.

Pena

Tanto el exfiscal de Cámara Martín Lozada como los abogados querellantes Alejandro Valdés y Slavko Jankovic advirtieron que Osman intentó simular un suicidio de su esposa, pero señalaron que la ahorcó y mató. Por eso, pidieron perpetua para Osman, La defensa alegó por la absolución porque advirtió falta de certeza para derribar el estado de inocencia.

Piccinini redactó el voto de la sentencia, a la que accedió “Río Negro”, y desestimó cada uno de los planteos que hizo la defensa.

Uno de los planteos de la defensa en la casación apuntó a que el tribunal no valoró la declaración de la hija de Osman y de Sagaut. El defensor particular Sebastián Arrondo advirtió que tanto el ex jefe de la Brigada de Criminalística como las dos pericias médicas denuncian la imposibilidad de que Osman haya colgado a Ruth después de matarla por ausencia de doble surco y también por la cuestión física del propio peso de la víctima. Osman siempre alegó ser inocente y sostuvo que su esposa se suicidó.

El defensor señaló que o la nena miente o los peritos están equivocados. La investigación no aportó testigos directos del ataque ni del ahorcamiento atribuido a Osman. Por eso, la sentencia se construyó a partir de indicios probatorios unívocos.

Testigo clave

La nena declaró en Cámara Gesell que estaba profundamente dormida, no escuchó nada hasta que fue despertada por el imputado, que le tocó la ventana del dormitorio y le pidió que le abriera la puerta de la vivienda. La niña fue a abrirle la puerta a su papá y observó a su mamá tirada en el piso. Vio la soga atada, a su madre en el piso y describió la posición.

“En la medida que la menor al estar dormida no vio ni supo como se llegó a esta situación, esto es, su madre golpeada y tirada en el piso, su declaración no tiene la incidencia que pretende la defensa”, sostuvo Piccinini.

“Agreguemos que si estamos a la hipótesis acusatoria, Osman luego de estrangular a Ruth, arma la escena del ahorcamiento, por lo que si la niña vio esta situación, no tiene que sorprender a nadie, en tanto fue lo que realmente vio”, señaló. “Lo que no pudo saber la niña es como se llegó a esta escena”, advirtió la jueza.

“La extensión de las transcripciones demuestra que el sentenciante ponderó el dictamen pericial y, tras concordarlo con el resto del plexo probatorio, sostuvo que Osman estranguló a su víctima con la cuerda, y luego intentó dejarla colgada o amarrada del cuello para “simular un suicidio”; sostuvo. “Al no poder lograr su cometido, desistió de esta acción y dejó a Ruth en el piso en la posición en que el imputado dijo “haberla hallado“. Así, “sólo pretendió armar una escena compatible con el suicidio”, afirmó Piccinini.

Tiempo

El STJ desestimó además el planteo de la defensa, que alegó que Osman tuvo tiempo suficiente para perpetrar el homicidio y armar la escena del suicidio. Advirtió que esa imposible hacer todo eso en 15 minutos como indicó el novio de la víctima en el juicio.

Ocurre que el novio de Sagaut, discutió esa madrugada con Osman en la calle, afuera de la vivienda de la víctima. El novio se despidió de Osman, que después lo fue a buscar para avisarle que Ruth se había ahorcado. El testigo estimó que pasaron 15 minutos.

“No se advierte en tal sentido que los tiempos obsten a la maniobra homicida de Osman”, aseguró Piccinini.

La jueza rechazó el argumento del defensor, que indicó que la prueba de luminol, la constatación de que la casa estaba en orden, la pericial de ADN en las manos del imputado y los restos hallados en la soga son indicativos de que no hubo pelea ni golpiza contra Sagaut como dedujo la Cámara Criminal Segunda en la sentencia.

Para Piccinini esos argumentos son insuficientes “para rebatir la fundamentación plasmada en la sentencia”, en función de la valoración de todas las pruebas.

“Los indicios probatorios mencionados por la defensa no bastan para desvirtuar la univocidad de la conclusión debidamente motivada”, sostuvo.

“El impugnante no demuestra vicios lógicos en la construcción del a fundamentación, ni en los argumentos ni en las premisas, con lo cual se descarta toda posibilidad de que la sentencia incurra en defectuosa motivación”, concluyó Piccinini.

El STJ tampoco admitió los cuestionamientos de la defensa a la inconstitucionalidad de la prisión perpetua.


Comentarios


STJ confirmó la perpetua a Claudio Osman por femicidio