«Tengo muchísimo por demostrar»

Charló con 'Río Negro' horas antes de volar a Atenas.





Todo parece estar claro en la cabeza de Javier Mascherano. A los 20 años se desenvuelve -en la vida y en la cancha- como una persona experimentada.

Fue uno de los jugadores más destacados de la Copa América y del Clausura que obtuvo River. Eso no le importa. Es esquivo a los elogios que brotan cuando se escucha su apellido. «No me gustan. Así como no le doy importancia a las críticas tampoco le doy mucho lugar a los elogios. Prefiero dejarlos de lado. El futbolista sabe cuando juega bien o mal, cuando está en un buen o mal momento», explica el volante central en una charla con 'Río Ne-gro' en su departamento de Belgrano, a la vuelta del que habita el zapalino Rubens Sambueza. 'En el fútbol sos Dios y de un momento a otro pasás a ser un desastre. Y viceversa. Por eso no hay que creérsela. Ni un extremo ni el otro', razona.

– Hugo Tocalli dijo que vas a ser el cinco de la Selección por los próximos diez años.

– Nooo, Tocalli dice eso por-que me quiere mucho, nada más (risas). Uno tiene que vivir el presente y no pensar en lo que va a pasar. Ni tampoco creerse que porque en un torneo anduviste bien ya está. En el fútbol tenés que demostrar todos los días lo que valés.

– Tu rendimiento va en ascenso. Todavía no te tocó el bajón característico de los jugadores jóvenes.

– Sí, me pude afianzar y las co-sas me salieron bien. Tengo que es-tar tranquilo y sabiendo que me puede llegar a pasar. En esos momentos hay que trabajar más que nunca.

– No te costó adaptarte ni a la Selección ni en River, ¿por qué pensás que fue?

– Y… no sé. Quizás porque empecé desde muy chico en la Selección. Los juveniles te dejan una gran enseñanza. Vas adquiriendo ritmo de juego, que después es muy parecido en el torneo local y en la Selección. Eso fue fundamental porque hizo que no sintiera tanto el cambio.

De repente el silencio invade la casa de Javier Mascherano. Nadie habla. La tevé monopoliza la atención. Imágenes del mejor Diego descollando ante Bélgica en México '86. El exhuberante arte del 10 aplaza la charla por unos minutos.

– ¿Cuántas vece viste los mis mos goles?

– ¡Uhh…! Millones, millones de veces. A Maradona lo ves siempre y no te cansás de verlo. Videos, entrenamientos, los goles… Por lo menos yo miré veinte mil veces los videos del Nápoli y lo sigo hacien-do. Al tipo que le gusta el fútbol le resulta imposible aburrirse viendo al Diego. No existe esa posibilidad.

– ¿Mirás fútbol?

– Sí, sí, soy de ver bastante. Sobre todo el europeo. Me gust mucho la Champions League y los torneos europeos. Me engancho a mirar a los que juegan bien y siempre están ahí: Real Madrid, Arsenal, Milan…

– ¿Y qué jugador admirás?

– Me gusta mucho Vieira (N. de la R: a quien él reemplazaría si el Arsenal lo vende al Real) por su forma de jugar… que es muy distinta a la mía. Me atrae su estilo. Pero no soy de copiar. Trato de darme cuenta de algunas cosas. Más que nada la ubicación, la dinámica, cómo se perfilan, cómo jugar a dos toques… No me voy a fijar en la técnica porque eso va con uno.

– Más allá de que todos aportan algo, ¿qué técnico te dejó más enseñanzas?

-Tocalli por todo lo que me a-poyó, la confianza que me dio siempre y la relación que tengo con él. También estoy agradecido con Bielsa porque me hizo debu-tar en la Mayor cuando ni siquiera jugaba en River. Fui un afortunado.

– ¿Qué te genera estar con jugadores como Ayala, el Kily…?

– Mucho respeto y admiración por la trayectoria. Trato de apren-der, porque ya tienen años en la Selección. Ayala no tiene que demostrar nada. Recién empiezo, tengo 8 partidos y muchísimo por demostrar.

Juan Ignacio Pereyra (ABA)

 

 

Notas asociadas: El oro y el pase Un tipo simple «Dios nos debe una por lo que pasó en Lima» La selección jugó, perdió y se fue a Atenas  

Notas asociadas: El oro y el pase Un tipo simple «Dios nos debe una por lo que pasó en Lima» La selección jugó, perdió y se fue a Atenas  


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«Tengo muchísimo por demostrar»