Comienzo de año tenso entre Gennuso y el Soyem

Los trabajadores realizaron tres asambleas en una semana. Hasta el momento no recibieron propuestas de aumento y les preocupa el atraso en el pago de horas extras. Habrá una nueva reunión el viernes para definir qué porcentaje de incremento pedirán.



#

El Presupuesto 2018 contempla subas salariales del 15% para los municipales barilochenses.(Foto: archivo )

Comienzo de año tenso entre Gennuso y el Soyem

La relación entre el gobierno y el sindicato de los empleados municipales (Soyem) comenzó con tensión este año, con tres asambleas en una semana, la indefinición de una propuesta salarial y el atraso del pago de horas extras.

El Soyem acordó ayer reunirse en asamblea “a puertas cerradas” el viernes para discutir qué porcentaje pedirá al Ejecutivo como recomposición salarial en el contexto de la paritaria que comenzó el diciembre y hasta el momento no tuvo ninguna propuesta concreta.

La conducción gremial pretendía definir ayer un pedido del 30% de aumento para apurar al gobierno, pero la asamblea rechazó la urgencia y la falta de análisis interno, por lo que se acordó la nueva asamblea hacia fines de esta semana.

El intendente, Gustavo Gennuso, puso un freno a esa pretensión del sindicato horas más tarde y aseguró que la definición estará entre febrero o marzo. Argumentó que en los últimos años el acuerdo salarial surgió en esos meses y dijo que deben ser “cautos”.

Les vamos a hacer una propuesta pero tenemos que ver los índices de inflación, la coparticipación”, dijo Gennuso que en el presupuesto 2018 incluyó una proyección del 15% de incremento para el año.

El jefe comunal anticipó que analiza una oferta salarial que sea superior para los sueldos más bajos, para achicar la brecha entre las distintas categorías y comprometió que se pasará al básico los 2000 pesos de sumas no remunerativas que perciben desde hace un año.

Soyem cuestionó al intendente por incumplir con el compromiso de pagar el viernes el 50% de las horas extras adeudadas hasta el mes de noviembre. Solo cobraron el 50% de las horas de noviembre pero continúa la deuda de las prestaciones de septiembre, octubre y diciembre.

Se suma a esta situación que los sueldos de diciembre llegaron con dos días de demora por lo que el gremio advirtió que los trabajadores podrían exigir intereses y perjuicios ocasionados. También “sugirieron” que “los funcionarios se manejen con criterio real y no ficticio pues no podrán avanzar en la solución real de las necesidades comunales”.

Gennuso en tanto, apuntó a la conducción a generar una situación de conflicto cuando “no existe” y lo atribuyó primero al año electoral del sindicato y ayer afirmó que “están en campaña” porque dos dirigentes son candidatos a concejales.

“Tenemos que ser cautos. Les vamos a hacer una propuesta pero tenemos que ver los índices de inflación, la coparticipación”.

Gustavo Gennuso, intendente de Bariloche (Juntos).

Datos

“Tenemos que ser cautos. Les vamos a hacer una propuesta pero tenemos que ver los índices de inflación, la coparticipación”.

Comentarios


Comienzo de año tenso entre Gennuso y el Soyem