Testigos del crimen de Leo se desdicen



#

Ibáñez está acusado de asesinar a Guajardo mientras el chico discutía con su novia.

Archivo

ROCA.- Llamativo nerviosismo, reticencia y/o falta de memoria evidenciaron ayer todos los testigos citados a declarar en el juicio oral y público por el asesinato de Leonardo Guajardo, un adolescente de 18 años que fue ultimado de tres tiros en una calle del barrio Islas Malvinas de Roca en la madrugada del 5 de junio de 2011. Casi todos niegan haber conocido por aquella época al imputado, Mauro Ibáñez (26), y aseguran que la policía prácticamente los forzó a señalar al sospechoso en las primeras horas de la investigación. Sólo una de las testigos que declaró ayer admitió que al momento del crimen de Guajardo tenía una relación sentimental con Ibáñez. Ahora es su mujer y está esperando un hijo del detenido. Aseguró que el joven no estaba en la escena del ataque y que la persona que acribilló a Leonardo (con quien ella tenía una fuerte rivalidad) le salió “de atrás, encapuchado” y ella se ocultó después del primer estampido del arma, sin llegar a reconocer al agresor. Dos de los amigos de la víctima y una amiga de la mujer de Ibáñez negaron haber dicho en la etapa de instrucción lo que está asentado en las distintas actas. Ayer en el juicio aseguraron que no conocían a Ibáñez o que apenas lo habían visto una vez en sus vidas; que él no estaba en el barrio al momento de los balazos y que la policía los despertó a las pocas horas del hecho y los llevó a declarar, exhibiéndoles una foto de Ibáñez. Por eso los jueces resolvieron citar al responsable del procedimiento policial. Otro joven llamado a declarar ayer (amigo del acusado, primo de su esposa y testigo ocular del crimen) no concurrió. Será llevado el jueves a tribunales por la fuerza pública si no acude voluntariamente.


Comentarios


Testigos del crimen de Leo se desdicen